Jubilados de PDVSA denuncian el abandono de las oficinas en el centro de Maracaibo

Las oficinas de PDVSA ubicadas en el casco central de Maracaibo y mejor conocidas como “Las Torres petroleras», se encuentran abandonadas según los videos y denuncias de los trabajadores activos y jubilados de la industria.

Estos son edificios en el que se manejan asuntos administrativos de los trabajadores y pensionados. Actualmente están cerradas supuestamente por la cuarentena radical, pero a simple vista se evidencia el abandono en el que están.

Ahora es noticia: Las consecuencias del cierre de la frontera en Táchira

Jubilados de PDVSA

Quienes deben ir a estas oficinas a realizar algún trámite se han dado cuanta la manera de como se ha venido deteriorando la infraestructura. Aseguran que el ambiente es parecido “a una película de terror».

PDVSA en deterioro

 Pero no solo las instalaciones de las oficinas de PDVSA en el centro de Maracaibo están en estas condiciones. Las ubicadas en los campos petroleros de la Costa Oriental del Lago están en las mismas condiciones, sin inversión y deterioradas.

Lo cierto es que los trabajadores y jubilados de la empresa no tienen a dónde acudir a presentar ni siquiera algún reclamo o documentaciones porque las oficinas están cerradas casi todo el tiempo.

Estructuras en el lago abandonadas

En el medio del lago de Maracaibo están los taladros de perforación, torres, tuberías y lanchas, todo lo mencionado está paralizado y deteriorado por el abandono y la desinversión, lo que se evidencia con los constantes derrames de petróleo.

Todo está a la vista, es muy triste y preocupante para los habitantes de la Costa Oriental del Lago quienes vivieron la época de desarrollo por la explotación petrolera y que ahora ven como todo se viene abajo.

En las calles de los municipios Cabimas, Lagunillas, Simón Bolívar y Valmore Rodríguez, los canales de aguas fluviales solo sirven para que el petróleo derramado. Mientras que en los patios de las casas de estos municipios están abarrotados con el crudo.

Jubilados de PDVSA

Margarita Sarcos, habitante del municipio Cabimas ha denunciado en distintas oportunidades que el petróleo brota por las tuberías abarrotando las áreas externas de sus viviendas y las calles del sector donde vive.

“Cabimas durante muchos años fue un municipio en desarrollo y pujante por la industria petrolera. Pero desde hace aproximadamente 10 años todo ha empeorado. Es impresionante el nivel de maldad y abandono de quienes gobiernan, todo lo destruyen, da tristeza vivir en una ciudad que parece fantasma, pero la donde vamos a agarrar?” preguntó Sarcos.

Todo es consecuencia de la desinversión de PDVSA a sus estructuras.

Por: Edwin Prieto Rosales

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver