El parque Grano de Oro de Maracaibo convertido en un cementerio de atracciones

Grano de Oro fue el parque de atracciones más famoso del estado Zulia, occidente venezolano. Pero la crisis le quitó este espacio de alegría y diversión a grandes y pequeños para convertirlo en un verdadero cementerio de atracciones.

Foto TAH
Foto TAH

Está ubicado en el sector que lleva el mismo nombre y en el denominado complejo ferial de Maracaibo.

Grano de Oro: 30 años de historia

Durante más de 30 años, este parque de atracciones cuyos propietarios son de descendencia Italiana, alegró la vida de muchos con sus juegos. Niños que durante sus tardes y noches disfrutaron de momentos inolvidables que ahora extrañan.

Ahora es noticia: Motorizados trancaron la C-1 de Maracaibo exigiendo gasolina

En este espacio, celebridades de otros países y circos reconocidos realizaron sus espectáculos. Los cuales presenciaron miles de personas, habitantes del Zulia y otros estados del occidente venezolano. Pero lamentablemente esa magia desapareció.

Solo quedan ruinas

De lo que un día fue espacio de alegría hoy en Grano de Oro solo quedan ruinas, desolación, abandono, tristeza y lágrimas. Actualmente están algunas estructuras, las que ha dejado el hampa.

Grano de Oro parece ser una zona de tragedia, en este espacio se encontraba anteriormente el primer aeropuerto de la ciudad, que fue reubicado a un área lejana a las residencias luego del accidente aéreo del 16 de marzo de 1969 que dejó a unas 155 personas muertas, 85 que venían a bordo del avión de la aerolínea Viasa y 71 que estaban en tierra.

La delincuencia se apoderó del lugar para nunca recuperarse, mientras tanto los habitantes del occidente del país se quedaron sin el único centro de atracciones que existía. Ahora muchos se lamentan por lo que un día fue y ya no será más el parque Grano de Oro.

Toda persona que transite por la zona, que visite el estadio Luis Aparicio o el Pachencho Romero de Maracaibo, se dará cuenta del abandono total que hay en el parque Grano de Oro, pero sobre todo del área desolada y en ruinas.

Por: Edwin Prieto

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver