Codhez advierte del retroceso de los derechos económicos, sociales y culturales de los pueblos indígenas en el Zulia

De acuerdo con el Boletín agosto de 2021 de la Comisión de Derechos Humanos del estado Zulia, la situación y condiciones de vida de las los pueblos y comunidades indígenas son cada vez más precarias en la región.

La realidad multidimensional de pobreza y precarización de los pueblos indígenas en la región se refleja en:

Ahora es noticia: Gobernador del Zulia ordenó investigación contra tres organismos policiales del estado

-La intermitencia del servicio eléctrico.
-La falta de agua potable.
-La malnutrición.
-Enfermedades y servicios de salud deficientes.
-La falta de instrucción educativa.
-La inseguridad ciudadana y jurídica.

Según el Inso Encovi, 71 % de los hogares del municipio Guajira viven por debajo de la línea de la pobreza extrema. Además, existen sectores que han permanecido más de un año sin electricidad.

Respecto al precario servicio del agua, habitantes caminan hasta 10 kilómetros para surtirse de jagüeyes y/o pozos artesanales.

En Sierra de Perijá, en el municipio Machiques, no existen condiciones de calidad en la infraestructura hospitalaria, ni insumos, ni medicamentos.

Por otra parte, aunque la mayoría delas comunidades yukpa se alimentan de lo que siembran, presentan cuadros de desnutrición
debido al casi nulo consumo de proteínas.

En este sentido, Codhez exhortó al Estado venezolano a asumir la responsabilidad de materializar políticas públicas que respondan a las problemáticas que padecen las comunidades indígenas y el rescate de la vida e integridad.

Crecen comunidades Yukpas en los distribuidores de Maracaibo

La difícil situación que viven las comunidades indígenas que hacen vida en la Sierra de Perijá en Machiques obliga a cientos de personas a desplazarse desde esa zona del estado Zulia hacia la ciudad de Maracaibo pero no a barriadas, sino que se instalan en ranchos en las inmediaciones de las autopistas de la ciudad capital.

Muchos utilizan sus conocimientos adquiridos en la Sierra para instalarse sin ningún tipo de problemas y ante la mirada inerte de las autoridades.

Con sus hachas buscan la madera y con eso arman sus ranchos, comen lo que encuentra y toman agua de cualquier tubería.

Para poder tener un poco de dinero ubican cualquier cosa para instalar alcabalas cerca de sus chozas, le impiden el paso a los vehículos y les exigen a los conductores efectivo a cambio de abrir el camino. Esta situación se ha venido registrando desde hace varios años, pero durante los últimos meses la situación se ha venido agudizando afectando a quienes viven en municipios como
Maracaibo y San Francisco.

Los habitantes de ambas ciudades exigen a la gobernación del estado Zulia y a los alcaldes de Maracaibo y San Francisco que atiendan a esas comunidades indígenas.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver