«Somos muchos venezolanos que nos vemos en esta necesidad»: el reciclaje como alternativa para sobrevivir

Debido a la crisis por la que atraviesa el país, la mayor parte del venezolano vive en situación vulnerable y ante la falta de empleo, han decidido realizar cualquier método para generar ingresos, uno de ellos es el reciclaje. Esto lo hace una familia en Táchira, que ante la necesidad, decidieron hacer largas caminatas hacia la frontera para vender todo lo que se logre reciclar.

Familia en Táchira se dedica al reciclaje para sobrevivir

Ahora es noticia: Morel David Rodríguez va firme a la reelección en Maneiro

Todos Ahora llegó al sector El Japón en Rubio, municipio Junín, para conocer a Luz García, habitante de esta comunidad. Ella detalló que diariamente ha salido con su esposo en busca de chatarra o plástico para acumular una buena cantidad y luego llevarla hasta la frontera para venderlo.

Mencionó que ha sido muy fuerte en los últimos días, pues ya casi no se consigue nada para reciclar.

«No somos los únicos que buscamos chatarra y plástico. Somos muchos los venezolanos que nos vemos en esta necesidad para el sustento de nuestro hogar», expresó. Asimismo dijo que luego de recolectar un peso mayor a 200 kilos, inicia la travesía que dura entre 14 a 16 horas caminando, desde Rubio hasta San Antonio del Táchira.

¿Qué pasa en las alcabalas?

Por su parte, José Mendoza, esposo de García, contó que en ocasiones en las alcabalas policiales los han dejado transitar normal, pero otras veces debe dejar la «colaboración» para continuar el camino hasta la frontera.

«En algunas alcabalas dicen una tarifa fija y si no la entregamos nos detienen por más de una hora», dijo.

¿Vale la pena el esfuerzo para realizar reciclaje?

Ambos mencionaron que con lo recaudado les alcanza para comprar comida y pagar el pasaje de vuelta a casa, pero desafortunadamente para más nada.

«Como no hay fuentes de empleo debemos hacer esto. Por lo menos resolvemos para medio comer, pero es fuerte. Cada día es más difícil conseguir chatarra y plástico. Si vale la pena por los niños, ellos no pueden aguantar hambre», dijeron.

Los servicios, otro martirio

Por otro lado, se refirieron al tema de los servicios públicos. Manifestaron que el gas y la electricidad falla en el sector, mencionando que hace más de cinco meses no llega, y con los cortes de luz deben cocinar a leña.

«Nos toca a leña, pero el humo nos perjudica a todos, principalmente a los niños», indicó.

Cada tres días también tienen que buscar leña para preparar los alimentos, pero al igual que la chatarra el plástico, ya está escaso.
Así como esta familia, hay un sinfín de hogares venezolanos padeciendo el desastre del que responsabilizan a la administración de Nicolás Maduro, donde cada día hay más pobreza y menos oportunidades para avanzar.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver