Joven tachirense surge con su carrito de barquillas

A pesar de la situación país, aún existe personas que le pone el alma y corazón para salir a delante, tal es el caso de una joven tachirense en el municipio Junín, en Táchira, que surge gracias a su carrito de barquillas.

Joven tachirense surge con su carrito de barquillas

Ella es Angie Bautista, una joven rubiense de apenas 16 años de edad, que luego de varios intentos logró emprender con su carrito de barquillas, una decisión que duró en tomarse, pero que al final valió la pena el sacrificio.

Ahora es noticia: SetraBolívar denunció mal estado de la Troncal 10

Joven tachirense surge con su carrito de barquillas
foto William Anteliz – NTA

A pesar de su corta edad, esta joven tachirense emprendió este negocio del carrito de barquillas con el fin de ayudarse a sí misma y en su hogar. Detalló que debido a la situación país no piensa ser una carga para su familia y por ende se esfuerza día a día.

¿Cómo emprendió?

Expresó Bautista, que para cumplir su meta de montar el carrito de barquillas, tuvo que trabajar una semana sin descanso en la Feria de San Sebastián, desde las nueve de la mañana hasta la una de la madrugada (hora en que llegaba a Rubio) para poder reunir y así invertir en este emprendimiento.

Afortunadamente, la joven señaló que parte de su familia ha trabajado en la elaboración de barquillas, lo que le favoreció, pues todo el material lo adquiere de sus tíos, quienes llevan años con la creación de este producto.

“A los 13 años vendí barquillas en Cúcuta. Desde pequeña me ha gustado ser comerciante para tener mis cosas y no ser una carga para mi familia, ellos nunca me exigieron nada, pero yo lo hago por mi propia voluntad” dijo.

La joven indicó que siempre tuvo como meta tener su propio carrito de barquillas, pero nunca tenía el capital para lograrlo. Sin embargo, tomó la decisión de esforzarse al máximo para lograr su objetivo.

Joven tachirense surge con su carrito de barquillas
foto William Anteliz – NTA

También realiza otras actividades

La joven no solo se dedica a la venta de barquillas, pues indicó que le gusta la costura y ya ha elaborado sus primeros suéteres, franelas y vestidos, “yo aprendí sola, nadie me enseño. Cuando me regalaron una máquina no tenía ni motor, pero poco a poco busqué la manera de aprender y mejorar cada día”.

A su corta edad tiene muy claro sus objetivos, y entre ellos está continuar estudiando, “ya me falta poco para salir del quinto año y obviamente planeo seguir preparándome académicamente”. Señaló que desea estudiar diseño gráfico y ser una gran diseñadora de ropa.

Planes de la joven tachirense con su carrito de barquillas

Aseguró la joven que desea poner otros puntos de barquillas en la ciudad, “esto es como meta a largo o mediano plazo”, y con ello generar fuentes de empleo para más jóvenes en el municipio.

Joven tachirense surge con su carrito de barquillas
Barquilla – foto William Anteliz – NTA

Confía en que el país mejorará

Finalmente, aseguró la joven tachirense que confía en que la situación país cambiará para bien, “uno a veces ni se da cuenta como uno saca para la comida y para otras cosas, quiere decir que Dios nos ayuda en todo momento, quién quita que esto se vuelva una empresa, la verdad no sé, pero continuaré esforzándome para cuando esto mejore”.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver