Henry Gálviz (el Russo), un joven tachirense que transformó la adversidad en oportunidad

Henry Gálviz tiene 37 años, también es conocido en San Cristóbal como «el Russo». Se convirtió en un emprendedor local, que ha capturado la atención con su singular negocio de café a domicilio. Tras años de migración y trabajo en el extranjero, el joven tachirense decidió regresar a su tierra natal para construir un futuro por su cuenta.

"El Russo", un emprendedor joven tachirense que recorre las calles de San Cristóbal ofreciendo café. Foto Luzfrandy Contreras.
«El Russo», un emprendedor joven tachirense que recorre las calles de San Cristóbal ofreciendo café. Foto Luzfrandy Contreras.

Después de haber emigrado a Colombia, Ecuador, Chile y Perú, el joven tachirense expresó que los ingresos que obtuvo apenas cubrían el alquiler y le permitían enviar algo de dinero a su familia. Pero, sin embargo, para «el Russo» nunca fue suficiente. Esta realidad lo impulsó a volver a Venezuela con la determinación de emprender.

«Yo salí a las calles de San Cristóbal porque ya estaba cansado de estar migrando y yo dije voy a regresar nuevamente a mi tierra, a Venezuela», explica Henry. Aunque al inicio buscó empleos formales en empresas o instituciones, se desilusionó al conocer el sueldo que recibiría. Por eso el joven tachirense tomó la decisión de emprender.

Henry Gálviz "el Russo" de San Cristóbal, un joven emprendedor tachirense. Foto Luzfrandy Contreras.
Henry Gálviz «el Russo» de San Cristóbal, un joven emprendedor tachirense. Foto Luzfrandy Contreras.

«Yo dije entre mí, voy a regresar, acá también se puede construir sueños. Hay que trabajar honradamente, además tenía el deseo de querer regresar por mi familia» relató con emoción.

El joven tachirense regresó a Venezuela y comenzó a buscar en qué emprender

Al llegar a Venezuela inició con la crianza de pollos, pero no obtuvo el resultado deseado. Luego inició un curso como barista, pero por la situación económica no lo pudo culminar, pero supo aprovechar la oportunidad y así obtener algunas experiencias, por eso comenzó vendiendo café en las colas de gasolina.

Con la combinación de cinco tipos de café, el joven tachirense se ha convertido en una referencia. Foto Luzfrandy Contreras.
Con la combinación de cinco tipos de café, el joven tachirense se ha convertido en una referencia. Foto Luzfrandy Contreras.

A pesar de los desafíos iniciales y la falta de recursos, su perseverancia le permitió innovar en su producto. La preparación de su café es una combinación a base de cinco marcas tanto colombianas como venezolanas. El peso de su bolso y koala es de aproximadamente 10 kilos, pero para «el Russo» eso no es impedimento, al contrario, se ha convertido en un desafío.

Con más de 10 kilos en su bolso y koala "el Russo" recorre las calles del Táchira. Foto Luzfrandy Contreras.
Con más de 10 kilos en su bolso y koala «el Russo» recorre las calles del Táchira. Foto Luzfrandy Contreras.

Su historia es un testimonio de resiliencia y solidaridad. Henry no solo ha logrado llevar el sustento a su hogar, sino que también busca ayudar a otros.

La historia de Henry Gálviz es un claro ejemplo de que, con determinación y trabajo duro, es posible superar las adversidades y alcanzar los sueños, incluso en los tiempos más difíciles.

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0

También puedes leer