Estudiantes venezolanos tienen hasta dos empleos para poder adquirir una laptop y continuar su carrera 

Los estudiantes venezolanos hacen miles de sacrificios para continuar sus estudios. Para María Guevara, una universitaria del estado Táchira, es de suma importancia adquirir una laptop con la cual pueda continuar su preparación académica. Cursa la carrera de Ingeniería Informática, por lo que este recurso tecnológico es una prioridad.

María Guevara, joven universitaria del estado Táchira. A través de sus dos empleos María como todos los estudiantes venezolanos buscan cumplir sus sueños. Foto Luzfrandy Contreras NTA.
María Guevara, joven universitaria del estado Táchira. A través de sus dos empleos, María como todos los estudiantes venezolanos, buscan cumplir sus sueños. Foto Luzfrandy Contreras NTA

María comentó a NTA, que la adquisición de una laptop es su mayor reto en este momento. Expresó que a pesar de tener dos trabajos no ha podido completar lo requerido. «Como joven me cuesta mucho dividir los tiempos,» confesó.

El día a día de María comienza con la venta de perros calientes y jugos en la universidad, pero termina muy tarde cuando culmina su horario laboral en su trabajo alterno, y además cuando logra cumplir con sus responsabilidades académicas.

Univeritarios buscan alternativas ante la crisis económica. Foto Luzfrandy Contreras NTA.
Univeritarios buscan alternativas ante la crisis económica. Foto Luzfrandy Contreras NTA.

Cuando su pareja y ella tienen clase, dejan a una persona encargada del carrito de perros calientes, a esa persona le pagan una pequeña comisión de las ventas. Esto genera ganancia a pesar de no estar en el lugar.

Para los estudiantes venezolanos el descanso no es una prioridad

María explicó que lleva siete meses en su trabajo vespertino, y dos semestres manejando su puesto de comida rápida creado por ella y su pareja. Admitió que la falta de descanso disminuyó su capacidad de concentración en las clases. «Hay días donde me acuesto a la 1 o 2 am y debo despertarme temprano, o sea, sí me ha costado bastante».

No tienen descanso los estudiantes venezolanos en medio de sus múltiples actividades. Foto Luzfrandy Contreras NTA.
No tienen descanso los estudiantes venezolanos en medio de sus múltiples actividades. Foto Luzfrandy Contreras NTA.

La necesidad de una laptop es un tema recurrente en su relato. «Ya voy un poquito atrasada, porque al no tener computadora no veo programación y es como la clave fundamental de la informática», aclaró.

María comentó que ha estado ahorrando todo lo que puede, sacrifica continuamente horas de sueño y ocio manteniendo un objetivo claro. «Necesito una computadora, la laptop que me sirve para el resto de la carrera cuesta 500 dólares».

Sin embargo, el camino hacia su meta es lento. Entre sus dos trabajos, María gana solo lo suficiente para subsistir, pero no para avanzar rápidamente en su objetivo. Espera que trabajando por unos 5 o 6 meses más pueda cumplir su meta. Dijo que el tiempo y la variabilidad de los precios juegan en su contra día a día.

Sin duda alguna, la falta de oportunidades para los jóvenes juegan en su contra debido a la necesidad tecnología que poseen muchos de ellos. Con cada perro caliente vendido, María se acerca a su sueño.

María se mantiene optimista, y espera cumplir su sueño de comprar una laptop para continuar con sus estudios. Foto Luzfrandy Contreras NTA.
María se mantiene optimista, y espera cumplir su sueño de comprar una laptop para continuar con sus estudios. Foto Luzfrandy Contreras NTA
Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0

También puedes leer