En Junín se han dejado de lado las costumbres del Táchira por las colombianas

La cercanía con el departamento Norte de Santander, Colombia, ha generado un desplazamiento del lenguaje y de las costumbres del Táchira. Este fenómeno se observa con más hincapié en las poblaciones fronterizas, y la localidad de Rubio, municipio Junín, no escapa de ello.

Rubio, municipio Junín del Táchira. Foto NTA.
Rubio, municipio Junín del Táchira. Foto NTA.

Iván Bonilla, cronista de la ciudad de Rubio, manifestó que aunque la cercanía con la frontera tiene elementos positivos, lo negativo es que el tachirense dejó de lado el buen uso del lenguaje. De hecho, acotó que el tachirense adoptó palabras que ni siquiera deben ser pronunciadas en público.

«Ese lenguaje ha desplazado hasta nuestro propio lenguaje coloquial o académico que más bien deberíamos cada día mejorar», dijo.

Iván Bonilla, cronista localidad de Rubio. Foto NTA.
Iván Bonilla, cronista localidad de Rubio. Foto NTA.

Destacó que lo mismo ocurre con la música, pues aunque no es un delito que se escuche el Vallenato en Rubio y otras ciudades, si lo es olvidar la música tradicional tachirense y todo lo que identifica a las poblaciones andinas.

Para Bonilla, la pérdida de identidad es responsabilidad de docentes, universitarios, de las familias. Pero también de los cronistas de cada localidad, que deben velar y resaltar las costumbres del Táchira.

Reseñó que por eso es importante enseñar a los niños y jóvenes sobre el respeto a los valores del tachirense sus tradiciones y costumbres.

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0

También puedes leer