Venezolano viajó en bicicleta desde Barquisimeto a Barranquilla por su hija y nieto

El amor todo lo puede y en medio de circunstancias difíciles queda más que demostrado. Tal y como ocurrió con un viaje que emprendió un venezolano desde la ciudad de Barquisimento, hasta Barranquilla, en Colombia.

Durante cuatro días José Zambrano pedaleó desde su tierra para llegar al vecino país y poder reencontrarse con su hija y nieto de 5 meses.

En su testimonio, el técnico en Informática afirmó que hizo un “sacrificio por amor”.

El venezolano contó al diario colombiano El Heraldo la travesía que emprendió el 27 de diciembre de 2019, a las 4:15 a.m., desde el obelisco de su ciudad. El punto de llegada fue el puente Pumarejo el 31 de diciembre, a las 4:30 p.m.

¿Qué motivó al venezolano?

“La razón principal por la que hice el viaje, fue reencontrarme con mi hija y conocer a mi nieto barranquillero. Por la situación de mi país se me hacía difícil viajar. El descontrol económico hace que los pasajes encarezcan. Decidí viajar en bicicleta, porque soy aventurero y en honor a ellos, por el sacrificio que iba hacer para reencontrarme y verlos”, explicó José Zambrano.

Agregó que para el recorrido se preparó durante un mes. En un fin de semana pedaleó 100 kilómetros, con 25 kilos de carga -que era lo que pensaba que iba a llevar-, como preparación. Sin embargo, terminó yendo con 150 kilos. En total estaban divididos en 90 de su peso corporal, 60 de equipaje y 10 del peso de la bicicleta.

El hombre llevó en su equipaje repuestos para la bicicleta, como cadenas y cauchos, lo mismo que alimentos no perecederos: atún sardina, galletas, chocolate, caramelo y jugos instantáneos. Además llevaba una muda de ropa y unos obsequios para su hija y su nieto.

El regreso

Luego de visitar a su familia, José Zambrano tomó la decisión de dejarle el medio de transporte a su yerno.

Para retornar a Venezuela, se devolvió en autobús. «Yo quería regresar en la bici, porque iba a ser más interesante. Sentí mucho afecto por mi bicicleta, por todo lo que viví, pero decidí dejársela a mi hija para que su esposo se ahorrara unos cuantos pesos al mes en pasajes porque él trabaja lejos”, indicó.

El trayecto que hizo

La proeza del barquisimetano quedó demostrada en esta imagen de Google Maps. Una muestra más de los duros e inspiradores casos que han protagonizado los venezolanos en medio de la histórica crisis que vive el país.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver