¿Por qué el 9 de julio se conmemora el Día Internacional de la Destrucción de las Armas de Fuego?

Cada 9 de julio se conmemora el Día Internacional de la Destrucción de las Armas de Fuego. Esto de acuerdo a una iniciativa impulsada por la Conferencia General sobre el Comercio Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras, realizado en el año 2001 en la sede de Naciones Unidas.

Desde entonces, esta fecha ha servido para promover acciones destinadas a las recolección y destrucción de armas de origen ilícito

Ahora es noticia: Día Internacional de Apoyo a las Víctimas de la Tortura, una práctica de control social en Venezuela

En esa conferencia se expuso la preocupación por la fabricación, transferencia y circulación ilícitas, pequeñas y ligeras. Así como por su acumulación excesiva y proliferación incontrolada en muchas regiones del mundo.

En tal sentido, se argumentó que esto «tiene consecuencias humanitarias y socioeconómicas de muy diversa índole. Las cuales suponen una grave amenaza para la paz, la reconciliación, la seguridad, la estabilidad y el desarrollo sostenible en los planos individual, local, nacional, regional e internacional».

A partir de ello, se produjo el decreto oficial por parte de la ONU sobre esta conmemoración.

A pesar de las campañas y acciones entorno a esta fecha, según cifras de Confederación Internacional Oxfam, se estima que cada año el 9 de julio se destruye, en promedio, ochocientas mil armas de fuego. Sin embargo, cada vez que se destruye una, se fabrican diez que vienen a ocupar su lugar.

¿Cómo se promueve esta fecha?

Muchas son las ONG que realizan actividades para promover la premisa de esta conmemoración. Entre ellas está: campañas, conferencias y charlas de concienciación.

Asimismo, organizaciones como Oxfam, Amnistía Internacional y la Red Internacional de Acción sobre Armas Pequeñas, establecen centros de recolección y destrucción de armas de fuego.

Si bien es cierto, estos esfuerzos de la sociedad civil representen un gran aporte por tratar de reestablecer la paz y la seguridad mundial. A pesar de ello, las ONG destacan el rol fundamental de los gobiernos para el éxito de esta lucha.

¿Cuál es el caso en Venezuela?

En Venezuela en el año 2013 se promulgó la Ley para el desarme y control de armas y municiones. Esta expone que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, tiene la competencia de autorizar lo relacionado en el registro, control, fiscalización, confiscación y destrucción de las armas y municiones. Entendiendo que el porte de armas a civiles se otorga a través de concesiones, y todo este proceso debe ser aprobado por el Presidente de la República.

Sin embargo, según el informe de Small Arms Survey (2013), con datos de Comtrade ONU (2010), Venezuela está dentro de la lista de los grandes importadores de armas de fuego. De la mano a países como Líbano, Afganistan, Pakistán, Malasia, Polonia, Turquía, Filipinas, Irak, Kuwait entre otros.

De acuerdo con el informe, la inversión en armas de cada uno de estos países, se ubica en el rango de entre 10 y 49 millones de dólares para el año 2010.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver