Pianista carabobeño, ejemplo de perseverancia y pasión

Yovanni Escalante amó el piano desde niño, cuando su padre decidió regalarle a los cuatro años un pequeño de piano y su progenitor tocó la melodía de cumpleaños feliz. Allí su pasión por la música comenzó a florecer y su vida cogió un rumbo.

Pianista carabobeño, ejemplo de perseverancia y pasión 0

Ahora es noticia: Aumenta la violencia escolar en Venezuela

El joven a esa edad puedo replicar la canción, sin conocimientos previos y sus familiares quedaron encantados.  Así fue como oriundo de Valencia, tuvo su primer acercamiento al instrumento que cambió su vida; a pesar de la difícil situación, cuando le tocó emigrar su foco seguía siendo la música.

Desde Carabobo a Quito

Con el pasar de los años, pulió aún más su pasión, estudiarla a fondo e incorporarse en organizaciones musicales. Perteneció a la coral Niños Cantores de Naguanagua de la que fue fundador junto a sus mentores Marisol Villegas y Eladio Lugo. Asimismo, decidió formarse como músico en la Universidad de Carabobo, casa de estudios que lo adjudicó como Licenciado en Educación, mención Música.

Aquella experiencia le permitió expandir y afinar sus conocimientos sobre otros instrumentos de cuerda como la guitarra y el cuatro, y más adelante consiguió profundizó en sus estudios de canto, convirtiéndose en un músico integral tanto en la teoría como en la práctica.

Para entonces, Yovanni se ganaba la vida impartiendo clases en colegios e institutos, organizando festivales ,formando y participando en concursos; pero la crisis económica venidera fue un duro golpe para el pianista carabobeño, en el 2018 emigró con rumbo hacia Ecuador.

“Me di la oportunidad de buscar nuevos horizontes, conoces, crecer y, sobre todo, de aprender”, aseguró.

Mantener el enfoque

Mantuvo su enfoque en la música, a pesar de todo el proceso de adaptación en un nuevo país, en una cultura diferente. Conoció nuevos ritmos dentro de Ecuador  como la “chicha”, entre otros sonidos derivados de la cumbia que le interesaron mucho.

Además, conoció a Don Medardo, una orquesta muy respetada y estimada en Ecuador, cuya estilo le recordó a los legendarios Billo’s Caracas Boys.

“No es fácil emigrar, pero sirve estar enfocado y tener valores. La honestidad, la responsabilidad y la disciplina me han abierto las puertas”, recalcó. Estos nuevos sentimientos y descubrimientos lo ayudaron a adaptarse y seguir adelante. Ahora su sigue su vida participando en eventos, lamentablemente no es su país, pero agradece que Ecuador lo haya recibido con los brazos abiertos.

Pianista carabobeño: El piano y su encanto

En octubre de este 2022 cumple cuatro años fuera de su país, pero sigue llevando la cultura a través del piano y mezclándola con nuevos ritmos. Escalante comentó que el piano para él es muy especial, que la melodía de cada tecla lo hace sentir pleno y encariñado, ya que puedes recrear lo que quieras allí.

“Puedes hacer desde un vals venezolano, un merengue, una cumbia, pop, rock, clásica, tango, pasodoble. Lo puedes llevar desde lo más popular hasta lo más clásico, e incluso, eclesiástico”. El joven carabobeño deseó que en el mundo exista mayor conexión con el instrumento para apreciar su versatilidad.

“Lo que nos propongamos lo podemos lograr, la decisión está en nuestras manos. Es cuestión de saber jugar el ajedrez de la vida para poder dar el jaque mate”. Por último aconsejó a los jóvenes que sean perseverantes con sus sueños, disciplinados y voluntariosos.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver