Pareja de diseñadores venezolanos fueron atados, amordazados y robados en su propia casa en Buenos Aires

Valentina Camacho y Richardo Flores emigraron en el año 2015, cuando empezó la ola de migrantes venezolanos. Su destino fue Argentina, el país que desde ese primer momento se convirtió en su segundo hogar y en el lugar donde cumplirían uno a uno sus sueños. Pero el pasado 07 de octubre un asalto a mano armada en su casa, les dio una cachetada a su nueva realidad.

Foto referencial
Pareja de diseñadores venezolanos fueron atados, amordazados y robados en su propia casa en Buenos Aires

“Dos ladrones armados nos ataron las manos y los pies, nos amordazaron. Por media hora nos tuvieron secuestrados mientras se llevaban nuestras pertenencias personales. Se llevaron principalmente nuestras herramientas de trabajo y capital económico que era lo más importante para destruir nuestro camino…”

Ahora es noticia: Tachirense en Chile conquista paladares con pasteles de yuca

Ambos son diseñadores. Han estudiado diseño en diferentes ramas y son apasionados por el arte en todas sus presentaciones. Desde el 2009 apostaron juntos, a varios proyectos creativos.  Y fue así como crearon en Buenos Aires, un espacio de libertad y pasión como lo han descrito. Estampas y diseños que desde hace poco más de dos años, no han parado y hoy después de un episodio desafortunado, esperan levantar.

Pareja de diseñadores venezolanos vivieron terror en su propia casa

Eran las cinco y cuarto minutos de la mañana del pasado jueves. Se encontraban acostados en su casa-taller cuando fueron sorprendidos por los sujetos armados. Pese a vivir en Palermo, una de las mejores zonas de la ciudad capital de Buenos Aires, la delincuencia hizo de las suyas y les arrebató lo que con tanto esfuerzo han logrado con su proyecto.

Un evento desafortunado donde no solo fueron agredidos físicamente, también psicológicamente se han visto muy afectados por lo sucedido. Hoy estos jóvenes y emprendedores venezolanos se enfrentan a un escenario amargo, donde sienten que el trabajo de los últimos años se ve frustrado por lo sucedido.

Foto referencial

“En el proceso de robo se llevaron computadora, tableta gráfica digitalizadora, celulares, scanner profesional, cámara fotográfica, discos externos (memorias sd), materiales, dinero, más una gran cantidad de objetos profesionales y personales. También se llevaron efectivo, perdimos nuestros ahorros porque lamentablemente lo teníamos en físico”, agregó Valentina a través de un video publicado en su cuenta de Instagram.

Una esperanza para un nuevo inicio

Después de varios días de ausencia en sus redes, los venezolanos decidieron contar lo sucedido a la comunidad que los sigue y apelar a la buena voluntad para recuperar lo perdido y comenzar una vez más.

“Esta pérdida nos lleva a la situación extrema de pedirles su colaboración para continuar con nuestra pasión profesional y conseguir nuestro sustento económico. Tenemos cuentas que pagar, envíos y compromisos con los que cumplir y no contamos con los medios básicos para solventarlo y seguir emprendiendo”.

Además de eso, contaron que desde lo ocurrido no han vuelto al espacio donde hacían vida.  “Ya no podemos volver al espacio que por seis años consideramos nuestro hogar, porque el trauma que ahora nos transmite ese lugar, no nos permite siquiera dormir en nuestra propia cama. Y esto también conlleva gastos que hoy en día no tenemos cómo cubrir”, expresó.

La denuncia fue puesta ante las autoridades y la investigación está en proceso. Mientras tanto, disponen de varios canales para recibir las ayudas destinadas a reimpulsar su proyecto y levantarse de este duro golpe.

Pueden escribirles a:

hola@valentina-camacho.com

Para colaborar con esta causa:

https://www.gofundme.com/f/valentinacamacho

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver