Semana Santa como en casa: Venezolano creó réplica del Nazareno de San Pablo en Buenos Aires

La imagen del Nazareno de San Pablo llegó a Argentina para esta Semana Santa. Fue Ángel Moya quien lo hizo posible, un arquitecto venezolano que se dedicó un año entero a lograr la obra que hoy le regala júbilo a muchos creyentes que se encuentran en suelo argentino.

Nazareno de San Pablo

“Yo el dije señor guía mis manos, mente y corazón para que esta obra tuya represente tu amor y que el pueblo en ella pueda verte a ti”.

El Nazareno de los Migrantes

“El Nazareno de San Pablo de los Migrantes”, con este nombre fue bautizado desde que se anunció su creación. El artista destacó que esta es la segunda réplica reconocida del santo, porque la primera es el famoso Nazareno de Achaguas que fue enviado al estado Apure.  “Este será un bonito recuerdo del venezolano en Argentina, va a convertirse en la huella dactilar de nosotros en este país. Un recuerdo de una migración que ha sido triste, pero aleccionadora”, expresó con emoción.

Ahora es noticia: «No nos van a quitar la fe», Nazareno de San Pablo recorrió las calles de Puerto Ordaz

Ángel ha vivido en carne propia el proceso migratorio y lo que significa estar lejos de casa, de tu cultura y de tu gente. En octubre cumple tres años desde que llegó a Argentina. “Fue un viaje bastante triste para mí; dejar mi pueblo, dejar mi familia, dejar todo. Poco a poco me he ido adaptando a la nueva vida. Me he conseguido a gente muy buena, el argentino ha sido muy bueno”.

Para él, la mayor satisfacción es saber que sus connacionales vivirán en su máxima expresión esta costumbre y acto de fe. “Es una obra de caridad y solidaridad con todos los hermanos venezolanos que estamos tan lejos de casa, que puedan vivir la tradición. A pesar de que no es un día de celebración, sino de sacrificio, creo que aquí en Buenos Aires este día se ha convertido en una verdadera fiesta por todas las expresiones de felicidad por esta réplica”, agregó.

¿De dónde surge la idea?

En enero del 2020 empezó a realizar la imagen del Nazareno, pero quiso darle el toque más significativo para los venezolanos y por eso decidió que luciera como el Nazareno de San Pablo. Empezó a estudiar sobre la imagen, a pedir fotos, a documentarse bien sobre su historia y de a poco se fueron dando los bocetos y elaboración de la réplica.

“La idea de crear la réplica del Nazareno parte de que cuando vine, la primera Semana Santa aquí en Argentina me di cuenta que las tradiciones por supuesto son muy distintas a las nuestras. Aquí no existen las procesiones nada de eso. Entonces muchas personas venezolanas me preguntaban dónde podían encontrar una misa del Nazareno, y resulta que no había”.

En muy pocas iglesias de Argentina ha podido encontrarse con la imagen del Nazareno, pero no lo celebran por no ser una costumbre del país sureño. “Allí decidí realizar la imagen y ofrecerla para hacer la misa. La idea es que la imagen pudiera estar en un templo, y me encontré con una iglesia donde se le ha abierto las puertas a los migrantes venezolanos y presenté la propuesta de poder hacer todas nuestras costumbres de Semana Santa y el padre me recibió la idea de la mejor manera”.

Un año de altos y bajos, pero lo logró

Hace un año empezó la COVID-19 se declaró pandemia y el venezolano quedó sin empleo como muchos otros. A partir de ese momento enfocó su energía en un espacio que convirtió en su taller y empezó a darle forma a esta idea de replicar la imagen del Nazareno.

Pero unas semanas después declararon el cierre de los templos y por lo tanto, su taller quedó clausurado por tiempo indefinido. “No pude continuar haciendo la imagen, todo ese tiempo que estuvimos en cuarentena no pude avanzar con la imagen. Cuando empezaron a flexibilizar pude continuar”.

A su juicio, hubo dos factores que retrasaron la obra: el tiempo por contexto pandemia y el factor económico por tratarse de un proyecto que requería inversión para su realización.

Un acto de fe que traspasa fronteras

Moya, arquitecto nacido en Santa Ana del Norte, en la Isla de Margarita se convirtió en artista plástico desde niño, especialmente hacia la pintura y la escultura. Lo que no se imaginó es que años después su arte traspasara fronteras. 

Contó que el lema de esta Semana Santa es “Vamos caminando al encuentro del Señor”, y siente que este año el Nazareno se encontrará con su pueblo. “Será un día significativo para los venezolanos en Buenos Aires, estoy seguro. Un Miércoles Santo histórico en Argentina. el pueblo argentino va a sentir la fe y devoción del pueblo venezolano”.

Su principal petición al Nazareno es que salve a Venezuela. “Él actúa según nuestra fé, y si nos vamos a reunir todos nos vamos a unir en oración para que Dios salve nuestro país de tantas calamidades. Hay mucha gente en el extranjero pasando trabajo. Mi petición es que no olvide a sus hijos venezolanos en el mundo, que nos cuide, nos proteja y nos ilumine para que soportemos el peso de esa cruz diaria y que nos ayude en algún momento de volver a nuestra casa, con los nuestros”, finalizó.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver