Nahuel, el argentino venezolanizado que come hallacas en diciembre y arepas todo el año

Verlo comer arepas en sus rutinas, produce una especie de curiosidad y orgullo entre quienes lo siguen. No es venezolano, pero su paladar parece que sí. Desde la típica reina pepiada hasta hallacas y pan de jamón en época decembrina. Él, es el vivo ejemplo de que la gastronomía venezolana ha traspasado fronteras. Nahuel, es argentino de nacimiento pero hijo de migrantes uruguayos, por lo que su afinidad e interés por la comunidad migrante, es especial.

Nahuel, el argentino venezolanizado que come hallacas en diciembre y arepas todo el año 0

Si pregunta por un referente de los venezolanos en Argentina. le dirán su nombre; porque con el tiempo se ha dado la tarea de asesorar en asuntos migratorios a al menos 250 mil personas que decidieron buscar un mejor futuro en suelo sureño.

Ahora es noticia:  Venezolana logró el segundo lugar en el concurso chileno Nuevos Héroes

Amor a primer mordisco en Nahuel

Su primer encuentro con la comida venezolana no lo tiene muy claro, pero se debate entre dos episodios. Uno, en una feria gastronómica en Quilmes, al sur del país, donde estaban vendiendo comida de distintos países, entre estos, la comida venezolana. Y el segundo, en una conversación con un migrante.

“Yo me acerqué para probar las arepas, y la segunda vez, fue en una plaza que fui para charlar con una persona venezolana y se apareció con dos arepas rellenas de queso. No recuerdo cuál fue primero pero la arepa me dejó con una primera sensación rara; no estaba acostumbrado pero a la vez fue agradable porque tiene mucho mucho sazón. Eso resalto yo de la comida venezolana, que tiene mucho sazón y la arepa mucha versatilidad”, expresó.

Nahuel, el argentino venezolanizado que come hallacas en diciembre y arepas todo el año 1

Un amor argenzolano

Nahuel lo ha probado todo en gastronomía típica venezolana. Arepas con todos los rellenos posibles: queso y plátano, dominó, carne, huevos, reina pepiada, pernil, chorizo, incluso tuvo la osadía de probarla con dulce de leche lo que para muchos puede parecer una locura. Pero también se ha deleitado con cachapas, tequeños, empanadas, pabellón criollo y ahora, en época navideña con los infaltables de la mesa: hallaca, pan de jamón y ensalada de gallina.

Y es que no podía ser de otra forma, pues su entorno tanto personal como profesional ha estado rodeado en los últimos años por el tricolor venezolano. “Convivo a diario con venezolanos, particularmente con Alba mi novia, que además de ser venezolana y docente, es emprendedora.

Por eso veo tan de cerca la fuerza, la garra y la valentía de quienes han emigrado dejando todo atrás y esto incluye a la familia. Todos los migrantes tienen esto de valentía”, resaltó.

Junto a su novia se ha atrevido a aventurarse por nuevos sabores y costumbres venezolanas y ha sido para él una experiencia única. Ya no solo espera ir a comer a algún local, sino que se ha puesto la 10 como dicen en Argentina, y ha cocinado varios de los platos en su día a día.

Nahuel, el argentino venezolanizado que come hallacas en diciembre y arepas todo el año 2

Entre celeste y tricolor

Este argentino además  lidera y conduce a un grupo de emprendedores, que suman a más de 150 personas, en su mayoría venezolanos, quienes trabajan fuertemente y con mucho esfuerzo por cumplir sus sueños lejos de casa. “Estamos por inaugurar nuestro local. Los capacitamos, les damos la oportunidad de darse a conocer, de aprender y de verlos crecer. Es maravilloso”, expresó con emoción.

“La mayoría son emprendedores venezolanos y gastronómicos. Y algo muy cómico que me está pasando mucho últimamente es que estoy mezclando las palabras. Por ahi estoy diciendo parchita y no maracuyá, en vez de palta digo aguacate. Hay un montón de cosas que se me van mezclando”, contó entre risas.

Lo que significa comer hallacas para un argentino

En diciembre de 2018 probó por primera vez el plato típico navideño venezolano, y todo pasó, al recibir gran cantidad de mensajes en sus redes sociales, de venezolanos angustiados por no saber dónde comprar hallacas para celebrar esas fechas. Fue recibiendo no solo recomendaciones sino invitaciones a probar y se comió unas 20 hallacas en esa ocasión.

“De todo lo que tiene que ver con el plato navideño venezolano sin duda lo que más me gustó fue la hallaca; este año ya me he comido unas cuantas, de hecho tengo una en la heladera que la voy a comer ahora en un rato”, añadió con gracia. El pan de jamón lo definió como “algo raro para el argentino pero me gusta” y en cuanto a la ensalada de gallina, le es más familiar, por su parecido a la que conocen como ensalada rusa.

Importancia de la comunidad venezolana

Nahuel resaltó lo gratamente sorprendido que estaba con la importancia que le da la comunidad venezolana a un plato como este. Comparó esto con la manera en que se viven estas fechas en Argentina. “Acá somos muy versátiles en la cena navideña y muy fríos en cuanto a ese espíritu navideño, si bien comemos muy rico y nos juntamos, cada familia lo hace a su gusto. Algunos comen asado argentino, otros vitel toné, otros milanesa a la napolitana, otros peceto, otros matambre, o hacen pollo con ensalada rusa”, explicó.

Su mayor descubrimiento para estas fechas ha sido la hallaca con caraotas, que accedió a probar por ser la preferida de su novia. “La verdad es increíble. Pero si algo rescato de todo esto, es la importancia que le dan, es muy loco. “Acá cada familia tiene su costumbre o gustos distintos, en cambio los venezolanos comen todos lo mismos, con su toque según la región pero todos el mismo plato, eso es increíble”.

Y aunque todavía no se ha animado a prepararlas en casa, en su mesa dirán presente las hallacas, el pan de jamón, el pernil y la ensalada de gallina. “Lo que sí hice fueron arepas y meterle pernil, hice pernil a la mostaza y a la barbacoa”, así que para la mañana siguiente seguro Nahuel tendrá el desayuno servido.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver