Migrantes venezolanos con destino a Estados Unidos: un camino incierto

La ola de migrantes venezolanos en la frontera entre México y Estados Unidos va en ascenso como consecuencia de la severa crisis humanitaria en Venezuela.

Foto referencial
Foto referencial – Vía web

Estadísticas del Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos (Uscis) afirman que en 2021 la tasa de refugiados venezolanos que llegaron al país aumentó en 2.170%. Una cifra considerablemente “alarmante y sin precedentes”, según el delegado interino de Juan Guaidó, Carlos Vecchio.

Ahora es noticia: ONU mostró preocupación por deterioro de los derechos humanos en Venezuela

“En 2020 el cruce de venezolanos en la frontera México-Estados Unidos no superaba los 5.000. En 2021 superó los 108.000. Esto es una muestra de la profunda crisis migratoria”, destacó el representante opositor en un comunicado.

Una hazaña que se convierte para cada migrante en un reto incierto, pues quedan a la suerte en sus intenciones de lograr cruzar al norte de América a través de un paso riesgoso desde México: el río Bravo.

En el trayecto no todos cuentan con la misma fortuna. Cada uno vive sus propias experiencias y algunas quedan para contarla.

Migrantes venezolanos con destino a Estados Unidos: un camino incierto

El 26 de mayo del 2021 una escena considerada por medios internacionales como “trágica”, recorrió el mundo. Un joven venezolano llevaba cargada en brazos a una anciana mientras cruzaba el río Bravo.

La señora iba acompañada de un numeroso grupo de venezolanos que para esa semana intentó cruzar la frontera. “El día anterior habíamos visto la llegada de unos 90 migrantes venezolanos a la localidad del río. Varias familias y niños que apenas llegaban a suelo estadounidense se ponían a llorar y a rezar”, contó a la BBC el periodista Jorge Ventura, quien presenció el momento.

Foto referencial
Foto: Reuters

En febrero de ese mismo año, una mujer venezolana murió cuando intentaba cruzar a Texas por las gélidas aguas del río. Quedó atrapada en la corriente a un grado bajo cero, según información que difundió el Instituto Nacional de Migración.

La mujer ingresó al río con otras tres personas, dos de las cuales lograron cruzar y quedaron bajo la atención de la Patrulla Fronteriza de EEUU. Mientras, la cuarta persona se regresó a territorio mexicano y fue atendida por hipotermia.

Un intento convertido en tragedia

Victoria era una niña de apenas siete años quien estuvo con su mamá (Mayerlin Mayor) el 18 de enero del presente año, en el intento de ingresar ilegalmente a suelo norteamericano. La pequeña murió ahogada luego de soltarse de los brazos de su madre en el río Grande.

Mayor logró salvarse gracias al auxilio de otros migrantes que iba en el grupo y la llegó devastada a la orilla, según reporte de medios locales.

Foto referencial
Foto vía web

Ambas arribaron a México vía aérea días antes de que entrara en vigor la regulación de ese Gobierno que obliga a los venezolanos a solicitar visa para entrar a partir del 21 de enero.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) informó que en medio de la conmoción por la pérdida de su hija, Mayor fue retenida temporalmente en EEUU y luego puesta en libertad sin pago de fianza. Le entregaron una notificación para comparecer en una Corte de migración.

Experiencias inhumanas: humillaciones y abusos sexuales

“Te orinan en la boca, te eyaculan en la cara, te pegan, se burlan de ti”. Esto fue parte de lo que vivió otra migrante venezolana en su trayecto por la Selva del Darien (frontera Colombia – Panamá) a quien para protección de su identidad se identificó como María.

La mujer relató para TVV que fue violada por siete hombres frente a otras personas, quienes no podían ayudarla porque estaban amenazados de muerte.

“Corran, váyanse si no le vamos a disparar por la espalda”, dijeron los agresores según María, luego de abusar de ella y de otras mujeres. Para entonces, también se encontraba una niña cubana de 13 años.

Diáspora venezolana sin frenos

De acuerdo a cifras del Plan de Respuesta 2022 de la Plataforma de Coordinación Interagencial para Refugiados y Migrantes de Venezuela (R4V), más de 6 millones de personas se vieron obligadas a huir del país en la búsqueda de una mejor calidad de vida.

Para el 2022 se estima el registro de unos 8,9 millones de migrantes y refugiados connacionales en 17 países de América Latina y el Caribe.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver