La historia de una madre venezolana y su familia contagiada en España

La crisis del coronavirus continúa. En todo el mundo, la cifra supera los dos millones de infectados. La pandemia se extiende prácticamente por la totalidad del planeta. En España continúan con datos dramáticos.

Linda Chaya es venezolana. Ella lleva seis años en España, está casada y tiene dos hijos, Sebastián de 9 años y Loren de 11 meses, vive junto a ellos y su esposo en una casa en el centro del país europeo.

Ahora es noticia: ¿Qué pasó realmente el 19 de Abril? Algunos errores comunes al referirnos a esta fecha

Como muchas personas en Venezuela salió a buscar un mejor porvenir, pero nunca pensó en la posibilidad de contagiarse de una enfermedad que no tenía cura, y menos que su familia completa pasara por una situación compleja. 

Recuento de los síntomas de esta madre venezolana

Su familia se compone de diez personas, dos de sus parientes tienen 60 y otra 56 años, y presentaron afecciones. Sin embargo, están recuperados.

«Con ellos tuvimos que realizar todo el protocolo de llamar a emergencias, a raíz de todo esto los internaron y le hicieron las pruebas, como era de esperarse dieron positivo, por ende,  al dar positivo todos estábamos contagiados en casa», dijo.

«Nunca nos realizaron las pruebas, solo a ellos, por eso las cifras que están calculando no se acercan ni siquiera a las cifras reales, porque muchas personas como nosotros están contagiadas, pero no van a emergencia porque no se sienten tan mal y no le hacen las pruebas, realmente no tienen esa contabilidad de esas personas», dijo.

En este sentido detalló día a día cómo empezó a presentar algunas afecciones relacionadas a la enfermedad.  

Dia 1: El primer dia que tuve sintomas empecé con un pequeño dolor de cabeza, no digo que los síntomas que yo tenga son los sintomas que todos vayan a tener, yo empecé con dolor de cabeza.

Dia 2: Comencé a tener malestar general y lo asociaba a una gripe, porque a mi me da mucha gripe. Yo pensé que podría tener eso pero no, estuve con malestar general muchos días. Me pegó muy fuerte el segundo día, me tomaba una paracetamol y se me pasaba.

Dia 4: Tenía malestar y empecé con fiebre. No tuve fiebre muy alta, cuando me tomaba la temperatura tenía 38.2 y me tomaba una paracetamol y se me bajaba la fiebre. Este fue el único día en que me dio fiebre.

Dia 5: Ya estaba sin malestar general pero comencé con dolor de garganta bastante fuerte, tenía las amígdalas muy inflamadas,  en casa hacía gárgaras de agua oxigenada para que se me pasara el dolor, me acostaba un rato y se me pasaba.

¿Pérdida del olfato y el gusto?

Chaya comentó que los peores síntomas que ha tenido  toda su familia es la pérdida del olfato y el gusto, a todos les comenzó en los mismos días de estar con la infección activa: 

Dia 5: Empecé a tener la pérdida del olfato y el gusto, estuve una semana y media así, ahorita es que estoy recuperándome todavía no lo tengo al 100% esto es lo más desagradable, porque entre que estás encerrado en casa todo el día, lo único que te provoca es comer y que no te sepa nada la comida es lo peor del mundo.

Por las noches nos pasa algo extraño, perdemos el olfato, pero en las mañanas volvemos a la normalidad, sentimos todos los sabores cuando llega la noche.

¿Qué medidas sanitarias tomaron en casa?

«Las medidas sanitarias que tomamos nosotros, pues, al salir usar mascarillas, y guantes, al llegar a casa lavarnos muy bien las manos, quitarnos toda la ropa, y meterlas a lavar enseguida, hemos tomado esto como medidas de higiene, en casa todos estamos contagiados así que no tuvimos ningún distanciamiento porque todos teníamos los síntomas».

Madre venezolana con un hijo 11 meses y 9 años

«Mi hijo de nueve años presentó malestar general por un día, le dí el medicamento que me recomendó  el pediatra, y al otro día ya no tenía nada, no presentó los malestares comunes que nos dieron a todos: no perdió el gusto, el olfato. Él se encuentra perfectamente».

El niño de 11 meses no presentó síntomas graves, el tenía una gripe desde hace un par de meses y tenía congestión nasal. Asimismo comentó que lo llevó al pediatra y le dijeron que era muy pequeñito para mandarle a tomar antibioticos. «Yo creo que mi hijo no tuvo el virus porque al otro día se le pasó absolutamente todo».

«La preocupación con el virus con respeto a los bebés es que no presentan síntomas graves. Pero he leído que mientras más pequeñitos pueden ser más contagiosos son, ellos portan el virus pero no presentan síntomas».

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver