La historia de la repartidora venezolana en Argentina que robaron y se viralizó en redes

Para quienes están lejos de casa, toparse con la buena acción de otros, incluso en los momentos más difíciles vale más de lo que puede parecer. Yessica Díaz da fe de esto, al sorprenderse por la solidaridad de sus connacionales en Argentina en un episodio que no olvidará jamás.

Venezolana en Argentina fue robada. Foto: Cortesía

Una jornada de delivery que terminó muy mal

Hace apenas una semana en sus rutinas cotidianas de repartidora a domicilio, en horas de la noche, Yessica le vio de frente el rostro al hampa en Buenos Aires. Mientras esperaba por un pedido a las afueras de un kiosko en el barrio de Flores dos hombres llegaron para terminar de la peor manera su jornada de trabajo: le robaron su celular y lo mismo pretendían hacer con su bicicleta.

Ahora es noticia: Venezolanos en Argentina podrán tramitar pasaporte excepcional por razones humanitarias 

Venezolana en Argentina: le robaron su teléfono para trabajar

Cámaras de seguridad del lugar captaron el breve instante en que estos hombres se acercaron a ella, uno le arrancó el celular de las manos y salió corriendo; el otro mientras tanto intentó huir con su bicicleta pero ella fue tras este y logró recuperarla.

De inmediato este video se viralizó en las redes sociales con comentarios de solidaridad para esta venezolana en Argentina.

Solidaridad en tiempo record para esta venezolana en Argentina

“En dos horas las personas sin conocerme lograron juntar el dinero para comprarme un celular nuevo para poder trabajar ¿sabes lo que es eso?”, expresó a Todos Ahora aún con emoción Yessica.

Comentó que gracias a la ayuda de dos compañeras de delivery Karen y Betza, se logró viralizar este hecho. Con esto pudo obtener la bondad de todos las personas que decidieron devolverle la sonrisa que por unas horas perdió.

La historia de la repartidora venezolana en Argentina que robaron y se viralizó en redes 2

No hubo duda en realizar esta campaña en tiempo record. Influencers venezolanos en Argentina de inmediato compartieron la historia, uno de ellos, Leonel Colina fue quien logró contactarla y recolectar el dinero para comprar el equipo.

“Le doy muchas gracias a todas las personas que me colaboraron con el celular, de verdad agradecida eternamente con todos. Gracias por ayudarme a conseguir otro celular para seguir trabajando con mi aplicación, se lo agradezco de corazón”, fueron las palabras que con la voz entrecortada dijo Yessica al recibir su nuevo equipo.

El rostro de la migración que muchos viven

Tiene dos años en Argentina, y contó que no ha tenido la oportunidad en un empleo estable en el país sureño. La poca paga, la falta de legalidad en los trabajos que ha conseguido “en negro” y el no tener beneficios en ninguno de ellos la hizo abrirse camino como repartidora. Antes de la pandemia trabajaba en una casa de familia como empleada doméstica, pero cuando fue decretada la cuarentena “fue desamparada”y no recibió pago de ocho meses que había trabajado.

Como Yessica son muchos los venezolanos que por lo complicado que resulta conseguir empleos en el extranjero se suman a las aplicaciones más conocidas de delivery en el mundo. Un trabajo que sin duda representa todo un esfuerzo físico, además de los múltiples riesgos que pueden toparse en el camino: accidentes de tránsito, inseguridad e incluso condiciones climáticas.

“Buenos días”, “buenas noches”, “por favor”, “gracias”, “que lo disfrute”. Si escucha una de estas frases amables acompañadas de una gran sonrisa al recibir un pedido, probablemente sea un venezolano que con orgullo sale a diario a trabajar y dejar su país en alto; agradecido por la oportunidad no solo de salir adelante y poder sostenerse, sino de también poder desde la distancia, ayudar a los suyos.

La historia de la repartidora venezolana en Argentina que robaron y se viralizó en redes 3

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver