La historia de Elan, el venezolano que conquistó Argentina con el arte en tazas de café

Dejó Venezuela huyendo de la crisis económica; aunque estaba en su mejor momento laboral, no le alcanzaba para vivir. Por eso eligió a Argentina como destino final y donde hoy goza de grandes oportunidades y reconocimiento como barista.

Referencial / Cortesía
La historia de Elan, el venezolano que conquistó Argentina con el arte en tazas de café

Su nombre es Elan Aparicio, y después de una larga ruta desde Venezuela, pasó por Colombia, Ecuador y Perú, sin haber logrado establecerse. Pero finalmente pisó Buenos Aires y ahí su carrera no paró de evolucionar, “le debo todo a la Argentina”, confesó a Infobae.

Ahora es noticia: Crónica de la pesadilla de los migrantes que atraviesan la selva de Darién

“Empecé por Colombia, Medellín. Siempre veía en las noticias a las personas hablando de la xenofobia, pero nunca lo había vivido en carne propia. En Medellín fue difícil, pero logré trabajar como barista. Luego en Ecuador tocando puertas, pero la situación para los venezolanos estaba muy compleja. Me moví a Perú, ahí duré siete meses, pero también era supercompleja la situación para nosotros. Luego Bolivia, pero fue más de pasada para conocer, y finalmente Argentina, que me hizo sentir como un argentino más”.

Elan, del pesar de haber dejado su tierra, a la explosión de su carrera en Argentina

Elan en sus últimos años en Venezuela tuvo importantes oportunidades laborales, específicamente en Maracay. Pero muy a su pesar tuvo que dejar eso para buscar evolucionar tanto profesional como económicamente.

“Ya estaba en mi mejor punto laboral. Logré trabajar en distintas cafeterías donde daba asesorías o hacía de barista, pero el dinero no alcanzaba. No me daban los números. Ya la situación de mi país se estaba yendo al demonio… Y llegué a un punto donde debía dejar de comer para poder darle a mi madre comida, y ahí dije: esto no es lo que quiero. Mi trabajo se estaba dando a conocer muchísimo como para estar perdiendo el tiempo en mi país, y eso me dolió mucho”, contó en entrevista al medio local.

Muy a su pesar dejó su tierra, y cinco años después es conocido en el mundo de los baristas en Argentina, donde la competencia es demandante, pero su talento sobresalió con cada dibujo que plasmó.

“Yo amo Buenos Aires, amo Argentina. Para mí significó uno de los pasos más importantes en mi vida, y fue la que me ayudó a crecer y a darme a conocer. Ahora tengo cancha en el campo del barismo gracias a la Argentina. Se lo debo todo”, agregó Elan.

Referencial / Cortesía
La historia de Elan, el venezolano que conquistó Argentina con el arte en tazas de café

La mejor parte del arte en café

Elan es artista plástico, sin embargo, el barismo lo atrapó. Pues asegura que no es tan fácil como parece hacer arte en una taza de café “y para mí mejor, mientras más complejo sea el arte, más me gusta”.

Lo que con el tiempo se convertiría en su pasión, lo aprendió por su cuenta, con mucha práctica, con el repetido “ensayo y error”, pero sobre todo, con ganas de demostrarse a sí mismo que podía lograrlo. Tenía esa ambición de mostrar al mundo lo que era capaz de hacer en una taza de café.

Para el venezolano, la mejor parte de todo su trabajo es cautivar a las personas con el resultado final o ver sus expresiones. “Yo siempre cuento que mis clientes favoritos son los viejitos, los abuelitos, porque ellos ya lo han visto todo en la vida, y darles algo que los impresione, que les saque una sonrisa, y digan que es la primera vez que lo ven… Para mí eso es todo, es lo que me da más felicidad de este oficio”.

Una oportunidad de oro para Elan y un pase a Arabia Saudita

Como a todos, la cuarentena afectó el trabajo de Elan. Estaba en una situación desesperante e incierta, pues pasó siete meses del 2020 en total encierro, sin trabajar. Mientras que se las ingeniaba dando asesorías online, incluso a personas de otros países.

“No paraba de subir videos y fotografías porque yo tengo mi propia máquina. Y uno de esos videos que publiqué en la cuarentena llegó muy lejos. Fue cómico porque ese video yo lo había grabado en su momento para que me echaran de una cafetería en la que trabajaba. Yo me ponía a bailar, tiraba las tazas para arriba, movía las lámparas… Era un video medio loco, pero cuando veo los views del video veo que tengo más vistas en Medio Oriente que en cualquier otra parte”, relató el joven.

Referencial / Cortesía
La historia de Elan, el venezolano que conquistó Argentina con el arte en tazas de café

Y justamente fue ese video el que le abrió las oportunidades que no se esperaba, o no de esa manera. Recibió la llamada de un millonario que tenía un proyecto y le interesó su trabajo como barista, pero lo quería en Arabia Saudita.  “Me dijo bueno, sé que estás loco, pero voy a armar la cafetería para que te sientas a gusto en ella y bueno acepté”.

Hoy Elan, partió de Buenos Aires y su arte llegó mucho más lejos de lo que se hubiese podido imaginar cuando partió de la tierra que lo vio nacer. Ahora en el Medio Oriente disfrutan de su talento y lleva adelante una cafetería.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver