Katherine, un rostro de los emprendedores venezolanos que se reinventan día a día en Argentina

Venezolana, maracayera de nacimiento. Katherine González llegó hace cuatro años a suelo argentino. Como muchos jóvenes, con hambre de oportunidades, un título debajo del brazo y una maleta repleta de sueños.

Con tan solo 25 años y en medio de una pandemia logró abrir su propio negocio dedicado a la estética. Pero la COVID-19 la hizo vivir en primera fila las restricciones establecidas por las autoridades, y a escaso tiempo de su inauguración, tuvo que cerrar la santamaría hasta nuevo aviso.

Ahora es noticia: AD tras recorrido en Guanare: Construiremos un gran equipo que le devuelva la democracia a Venezuela

Emprendedores venezolanos: el poder de reinventarse al emigrar

Estudió Administración de Aduanas y aunque se imaginaba trabajando en un futuro en Puerto Cabello, las condiciones de Venezuela la llevaron a tomar la decisión más difícil, pero de la cual no se arrepiente: Emigrar junto a su pareja.

Esto le dio un giro a su vida de 360 grados. Katherine cuenta que su negocio comenzó como cualquier otro emprendimiento, “desde cero”. Fue un trabajo arduo que le tomó tiempo y dedicación. “Ya tenía más de un año trabajando, armando mi cartera de clientes y cuando por fin sentía que estaba estable atendiendo cierta cantidad de personas por día, llegó la cuarentena”, expresó.

Sin embargo, en vez de frenarse por las condiciones, decidió reinventarse una vez más y empezar a ofrecer cursos online. “No podía dejar de trabajar y me fue muy bien gracias a Dios. Luego se pudo comenzar a trabajar nuevamente, y aunque no lo crean, sin planearlo tanto tiempo, comenzamos a buscar local,  y de a poco se dio todo. Porque cuando las cosas deben darse, se dan.”, agregó.

Una inauguración en medio de la pandemia

 El cuatro de abril compartió con sus seguidores la apertura de su negocio. “Llegué hace cuatro años repartiendo volantes, sin nada de experiencia laboral, ya me había graduado, pero en ese momento nunca me hubiese imaginado que un tiempo después estuviera acá. Todo se lo agradezco a Dios”, fueron sus palabras para quienes la acompañaron en la cita.

Su miedo como el de todos los emprendedores, se cumplió. A través de una declaración a la prensa, el presidente Alberto Fernández anunció el regreso a fase 1; lo que implicó el cierre de locales “no esenciales”, entre ellos, los dedicados a la belleza o estética.

La joven forma parte de los migrantes que luchan en Argentina. Foto: Cortesía

La diferencia hace un año, es que Katherine no contaba con un local, el parar sus actividades, solo implicaba dejar de atender de forma presencial a sus clientes. Pero esta vez, en mayo de 2021, a un mes de haber inaugurado su espacio, el escenario cambió. Ya no era solo la baja de clientes, sino el pago de servicios, alquiler, impuestos que debía seguir pagando aunque estuviese la santamaría abajo.

Pero volvió a sacar al frente su resiliencia y ofreció nuevamente sus cursos online. Katherine es de esas venezolanas que busca siempre lo bueno en medio de todo lo negativo, que no se detiene y va por más. ”No debemos dejar que el miedo se apodere de nosotros, yo lo intenté con miedo y siento que lo estoy logrando”.

Un país que la hizo imparable

Aún recuerda su llegada en marzo de 2017, y al mirar atrás solo agradece a la Argentina por recibirlos con los brazos abiertos “por su gente hermosa y por todas las oportunidades que nos ha regalado. Ya que no solo me abrió las puertas a mí, sino a millones de venezolanos”, dijo con emoción.

La joven no solo se ha dedicado a prepararse en el mundo de la belleza, desde que llegó a Buenos Aires fue creciendo en su cuenta de Instagram, donde ha apoyado a los millones de compatriotas que han llegado como ella a la ciudad de la furia, con muchos miedos y dudas sobre el proceso de migración y todo lo que conlleva. “Yo estoy sorprendida de lo lejos que llegó una página que solo quería mostrar lugares lindos de la ciudad, también cómo sacar el DNI, pero me alegra demasiado poder ayudar a otras personas”.

Un mensaje para los emprendedores venezolanos

“Nunca dejo de agradecer por todo lo que he logrado en este país, me siento orgullosa porque de a poco estoy logrando cada una de mis metas. Amo mi nueva profesión que ayuda a otras mujeres a sentirse más hermosas y mi mensaje para todos los que como yo salieron de Venezuela y llegaron con un par de maletas es que no se rindan nunca, por más difícil que sea la situación Dios tiene algo preparado para nosotros, trabajemos duro que después de la tormenta llega la calma”, con estas palabras se despidió.

Katherine, una emprendedora venezolana. Foto: Cortesía

 

 

One response to “Katherine, un rostro de los emprendedores venezolanos que se reinventan día a día en Argentina

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver