El caso del adolescente que fue restituido a Venezuela: Vivía con su madre en Argentina sin permiso del progenitor

El pasado domingo 19 de septiembre se concretó la restitución internacional de un adolescente de 13 años a Venezuela, donde reside su padre. La medida fue dictada por el Juzgado de Familia de 2º Nominación en la ciudad de Córdoba, Argentina, luego de determinar que la madre del niño lo sacó de su país de origen en forma “intempestiva e ilícita”.

“La situación de Venezuela es alarmante. Es imposible la vida ahí. No tenemos provisiones, alimentos, medicina, la salud es inexistente y la posibilidad de trabajo es casi nula”, esta fue parte de la justificación que una madre venezolana dio a las autoridades argentinas, tras la denuncia de su ex pareja de haber sacado del país sin su permiso al hijo que tienen en común.

Ahora es noticia: Sexo por supervivencia: el yugo que castiga a algunos migrantes venezolanos

En el 2018, ella, como millones de madres, escaparon de la crisis del país para buscar un mejor futuro para sus hijos. Quien ha sido identificada en el expediente judicial como M.C, cruzó por tierra desde Venezuela a Perú, y se llevó al niño sin consentimiento de su padre, lo que le trajo problemas legales desde ese momento.

La restitución había quedado en pausa durante un año por la pandemia

El padre del menor inició los trámites de restitución con la justicia de Perú, en un principio. Sin embargo, la madre al enterarse, decidió continuar su rumbo hacia tierras argentinas, instalándose específicamente en Córdoba. Pero este 19 de septiembre, el proceso legal tuvo finalmente un resultado y las autoridades del país sureño restituyeron al adolescente a territorio venezolano donde lo esperaba su padre.

Cabe destacar que la sentencia a favor del progenitor había salido hace un año, el 21 de octubre de 2020, pero la falta de vuelos por la pandemia y el retraso de los trámites en los diferentes organismos venezolanos, mantuvieron todo el proceso en pausa.

En Argentina, el progenitor fue patrocinado por la Asesoría Letrada de Familia 5°. En su presentación, el asesor Sebastián Mastai logró demostrar que el menor estaba a su cargo cuando la madre se lo llevó de vacaciones y aprovechó para sacarlo del país sin su autorización.

Además, adjuntó certificados e informes de controles médicos, constancias de inscripción escolar y deportiva, lo que le permitió inferir a la justicia argentina que el chico estaba bajo “custodia del padre”.

El hombre alegó que en la actualidad cuenta con solvencia económica, con un trabajo estable y posibilidades de mantener a su hijo.

Separada de sus dos hijos y sin intenciones de volver a Venezuela

De acuerdo a Infobae, la mujer declaró que el padre del menor tenía vicios, “se la pasaba consumiendo drogas y alcohol, sumado a que tiene muchas mujeres”. Pero estas acusaciones no fueron determinantes para las autoridades.

Además de insistir con las carencias económicas que presentaba en el país, la venezolana agregó: “En Perú no conseguí empleo por lo que viajé a Argentina. Acá tengo trabajo, un lugar donde vivir tranquila, médicos, y medicamentos para cuando se enferma mi hijo. El acá está estudiando, ha formado amigos, este es su nuevo centro de vida”.

Sin embargo, fue su propio hijo, llamado como “Richi” en los expedientes, quien desmintió ante la cámara que su padre tuviera los vicios mencionados por la mujer. Asimismo negó que fuera golpeador y no mostró una actitud de rechazo o negación ante la idea de regresar a su país.

El chico ya se encuentra en Caracas junto a su padre. Y su madre, se quedó desconsolada en Córdoba, sin más nada que hacer. Pues no hubo manera de revertir la decisión de las autoridades.

Según declaró, no tiene planes de regresar a Venezuela mientras siga el Gobierno actual. Ahora vive el dolor de estar separada de sus dos hijos: uno en
Estados Unidos y ahora el segundo en su país.

¿Qué dice el juez?

“No es la función de los jueces realizar ese análisis, sino simplemente ver si el traslado fue ilícito y si se cumplen una serie de requisitos. Pero te reitero, la pobreza o no pobreza de un país no es un límite para la restitución, sí, por ejemplo, una situación de guerra como lo que ocurre en Afganistán”, afirmó el juez de familia de Córdoba Gabriel Tavip en conversación con el medio argentino.

A su juicio, en este caso se mezclaron muchos elementos. El padre del chico no contaba con los recursos para buscarlo y por eso tuvieron que esperar que el Gobierno venezolano aprobara todo el trámite para su regreso.

“Argentina trabajó articuladamente para que esto se cumpliera con los plazos que marca la Convención de La Haya. La falta de una respuesta inmediata del Consulado y del Estado venezolano para asistir en la restitución al niño hizo que esto se demorara mucho”, agregó.

Por último, detalló que era el primer caso de restitución de un niño venezolano desde Argentina. Ahora, será un juez venezolano que deberá pronunciarse y continuar con el proceso para determinar si Richi se quedará al cuidado de su madre o padre de manera definitiva.

One response to “El caso del adolescente que fue restituido a Venezuela: Vivía con su madre en Argentina sin permiso del progenitor

  1. Es difícil la situación. la madre cometió una falta al llevarse al menor sin consentimiento del padre. Hay muchos casos así, sobretodo en esta situación de país. Estoy de acuerdo que se hizo justicia, el menor quería estar con el padre, de lo contrario no.lo hubiese defendido de las acusaciones de la madre..

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver