Denunciaron la muerte de un niño venezolano en hospital de Chile por «negligencia médica»

El pasado 5 de enero, un niño venezolano llamado Kristopher Emmanuel Meza Colmenarez falleció en el Hospital Borja de Santiago de Chile. Sus familiares denuncian negligencia por parte de los médicos.

Niño venezolano muerto en Chile
Niño venezolano murió en Chile. Foto: Caraota Digital

Caraota Digital recibió la información del caso por parte de los allegados al menor de edad, quien se cortó el dedo meñique de la mano derecha tras caérsele un bombillo. Por este motivo tuvieron que trasladarlo al centro de salud.

Ahora es noticia: Venezolanos en Brasil encuentran oportunidades de empleo para una mejor vida

“Lo refieren al Hospital Borja de Santiago de Chile porque necesitaba ser intervenido, ya que se había cortado el tendón y le había quedado el dedo recto (…) Al niño no le hicieron exámenes preoperatorios; les dijeron (a los padres) que no era necesario”, explicó un familiar del niño.

Caso niño venezolano muerto en hospital de Chile

Según indicaron, el padre de Kristopher, Manuel Meza, lo acompañó al quirófano hasta que lo durmieran. “Pero cuando le colocan la anestesia el niño empuña las manos, quedó duro y comenzó a respirar muy fuerte. El doctor dijo que era normal; que estaba haciendo fuerza”, dijo.

Luego, una vez terminó la operación, los galenos le indicaron que la operación fue un «éxito». Sin embargo, la realidad fue totalmente distinta, porque el pequeño había muerto.

“Lo bajaron a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) pediátrica y hasta el 4 de enero se mantuvo un diagnóstico de que el niño tenía un edema cerebral. Que cuando el edema bajara, el niño iba a despertar”, sostuvo la familiar de Kristopher.

Los padres, al ver lo que ocurría, enviaron los exámenes a otro especialista, quien les indicó que Kristopher tenía una muerte cerebral. 

“Nunca dieron una información diferente a que el niño tenía un edema. El lunes, 3 de enero, le dicen a los padres que le van a hacer un encefalograma al niño y el martes los citaron para hablar en el hospital”, explicaron.

La doctora encargada del hospital indicó que, tras el encefalograma y otros exámenes, Kristopher no daba respuesta a los tratamientos. Además les reveló que tenía una muerte cerebral. “La doctora dijo que el niño estaba ahí muerto, pero conectado a una vía artificial y que había llegado así a la UCI”, sostuvo.

Ahora su familia exige justicia por la muerte del niño de dos años, que según consideran, el niño no recibió el trato médico adecuado, además de un mal manejo a la hora de suministrarle anestesia al menor.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver