De barbero a Monstruo de Flores: el historial del acusado de asesinar a venezolana en Argentina

Este jueves se confirmó la captura de José Antonio Rangel Moyetón, el barbero acusado de asesinar de 40 puñaladas a su pareja, Mayerling Mariana Blanco Bravo en su domicilio en Argentina.

Monstruo de Flores

La estadía del barbero acusado de asesinar a su esposa en Argentina

El hombre arribó a suelo porteño hace tres años, para unos meses después traerse a quien era su pareja junto a su pequeño hijo. Según cuentan los familiares y allegados de Mayerling, en Venezuela no se le vio trabajar, nunca supieron a qué se dedicaba.

Ahora es noticia: Capturaron al Monstruo de Flores, señalado de asesinar a venezolana en Argentina

Sin embargo, en Argentina era barbero y su último lugar de trabajo, era una barbería ubicada en la calle Ecuador al 1500 en el barrio de Recoleta, al este de la ciudad capital.

En las redes sociales del sujeto, publicó fotografías donde se le ve luciendo los cortes de sus clientes. También tuvo la oportunidad de atender a importantes jugadores del fútbol argentino.

“Queremos dejar explícito que el sujeto había sido desvinculado desde febrero del corriente año de nuestra organización. Por consiguiente, expresamos que desde la fecha no se mantuvo ningún tipo de contacto con el acusado”, señaló un comunicado publicado por Madeira Barber Shop, lugar donde trabajaba, en su cuenta de Instagram.

¿Antecedentes en Venezuela?

Rangel Moyetón (el barbero) -según trascendió a la prensa local- tenía registro de múltiples detenciones antes de emigrar a Argentina, por homicidio intencional en el año 2011, extorsión en el año 2016 y en 2018 acusado por robo de vehículo. De hecho, en las redes sociales, se viralizó una fotografía de su presunta detención ante el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc).

Lo que muchos han cuestionado es cómo un sujeto con este historial delictivo, pudo haber ingresado al país sureño. Tomando en cuenta que uno de los requisitos para establecerse en Argentina, como en la mayoría de los países, es la constancia de antecedentes penales del país de origen.

Referencial / Cortesía

No era la primera vez

El entorno de Mayerling, describen a este hombre como una persona introvertida, al que muy poco podían escuchar hablar, pero si notaban una actitud extraña en él. Les daba la sensación que siempre estaba analizando todo y planeando algo.

Aunque la venezolana no le contaba todo a su madre por evitar preocuparla, sus hermanos y amigas, aseguran que era común que este sujeto la amenazara e incluso, que llegó a maltratarla. Y estas amenazas se intensificaron desde que aproximadamente hace seis meses, Mayerling decidió poner fin a la relación, pero seguían conviviendo.

“El mayor temor de ella era su bebé, él la amenazaba con quitarselo”, contó su mejor amiga. Todo parece indicar que esa última discusión se trataba del niño, El barbero acusado de asesinato en Argentina quería llevárselo. Pero ella le reprochaba que este sujeto se drogaba de forma frecuente y no estaba bien para cuidar de su propio hijo.

Las amenazas que cumplió

Esta vez no pudo contárselo, a su hermano Sergio como acostumbraba, a su comadre o compañeras de trabajo. El pasado domingo 18 de abril, Rangel Moyetón cumplió sus amenazas y le propinó múltiples puñaladas a la que era su pareja durante seis años.

Después del crimen que delante de su hijo de tres años, huyó. Pero el escape duró solo unos días. Efectivos de la División de Homicidios de la Policía de la Ciudad lo buscaron incansablemente y lograron su captura este jueves en un hotel ubicado en la esquina de Catelli y avenida Rivadavia, donde se escondía en el centro de la ciudad capital.

El barbero quien es acusado del feminicidio de su pareja en Argentina, se encuentra puesto a la orden de la justicia. El caso es investigado por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 35, a cargo de Osvaldo Rappa, y de la fiscalía 12 del mismo fuero de Martín López Perrando.

 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver