Dar vida a miles de kilómetros de casa: la historia de las madres migrantes venezolanas

Son más de 6 millones de venezolanos que han emigrado para buscar un mejor futuro. Dentro de ese camino, son muchos los que han echado raíces en otras tierras, lejos de su gente y de casa.

Dar vida a miles de kilómetros de casa: la historia de las madres migrantes venezolanas 0

Theilosquy Blanco es una de esas tantas madres venezolanas que dieron vida a miles de kilómetros de la tierra que la vio nacer. Hace 6 años tomó sus maletas y eligió Argentina como su nuevo hogar. Después de vivir diferentes experiencias como migrante, se casó y formó su propia familia.

Ahora es noticia: Un proyecto de ley de la AN chavista podría ilegalizar a las ONG

Madres migrantes lejos de casa

A sus 25 años tuvo su primer hijo, un argentino pero con sangre venezolana. La llegada al mundo de su primogénito coincidió con la pandemia, lo que hizo las cosas doblemente difíciles, pero sin dejar de ser una hermosa etapa.

“Para mí el momento más difícil fue estar en el hospital después de tener a nuestro bebé completamente sola. No dejaban a mi esposo quedarse conmigo por la pandemia, así que la mayoría del tiempo estuve sola. Sumado a los dolores y la incertidumbre de saber si lo estas haciendo bien sin alguien que me apoyara por lo menos presencialmente. Fue muy fuerte”, contó en conversación con Noticias Todos Ahora.  

Un amor que traspasa pantallas

Su madre no pudo viajar para la fecha, pero se mantenían en contacto por videollamada, y así pasaron todo el embarazo. Con el sinsabor de no estar juntas, pero viviendo esta nueva experiencia a través de la pantalla. Ella, como madre primeriza y su mamá, como abuela por primera vez.

Thei confiesa que por momentos sintió mucha tristeza. De por sí la migración deja una especie de ‘guayabo’ que no pasa ni con los años, pero justo cuando estaba más sensible y a la espera de conocer al amor de su vida, todos los sentimientos estaban a flor de piel. “Sentía miedo. Sobre todo por no tener a mi mamá conmigo, ayudándome y aconsejándome. Obviamente siempre estuvimos en contacto pero nada como tenerla en vivo y directo”, expresó.

Finalmente el día llegó. La familia conoció al nuevo integrante de forma virtual. La emoción podría ser casi palpable en momentos como esos, donde la felicidad es compartida. “Lo más difícil es que mi mamá no pueda estar con su nieto que ama con locura”, agregó.

Madres que hacen viajar a sus hijos a Venezuela a través de las costumbres

Dar vida a miles de kilómetros de casa: la historia de las madres migrantes venezolanas 1

Aunque viven en Argentina, Thei le ha inculcado desde los primeros días la cultura venezolana a su hijo, como una forma de sentirse cerca de los suyos, pero también de mostrarle todo lo bonito de llevar a su país en la sangre.

A través de cada plato que le cocina, desea que su pequeño con el pasar del tiempo pueda viajar hasta su tierra, y sentirse de aquí y de allá de forma paralela.

“Por ahora no tenemos planes de llevarlo a Venezuela. Lo que sí queremos es que mi mamá venga pronto. Nosotros le enseñamos a que pida la bendición, como es nuestra costumbre, y también le damos comida venezolana constantemente: ya come arepa, cachapa y los tequeños que le encantan”, contó.

La venezolana aprovechó la fecha para enviarle un mensaje a todas las madres migrantes que les ha tocado vivir ese momento de dar a luz, lejos de su gente. “Aunque a veces parezca que no se puede más, siempre se puede, siempre. Y nuestros hijos nos dan esa fuerza extra para continuar. Cuando menos lo esperes esa etapa difícil va a pasar y se convertirá en experiencia creada”.

 

 

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver