Accidentes de tránsito: el pan diario de los repartidores venezolanos en Argentina

Los accidentes de tránsito en las calles de Buenos Aires, cada vez son más frecuentes. Y quienes trabajan de repartidores en motos o bicicletas están mucho más expuestos.

Referencial / Cortesía
Accidentes de tránsito: el pan diario de los repartidores venezolanos en Argentina / Foto referencial – vía web

Para nadie es un secreto que la mayor población de repartidores a domicilio en el país sureño son de nacionalidad venezolana. Esto, por ser uno de los oficios que sin mayores requisitos les permite generar ingresos para sostenerse y ayudar a sus familias.

Ahora es noticia: La médico venezolana que salvó con injerto de piel de cadáver a niña en Argentina

Pero también, son muchos los que a diario se debaten la vida al sufrir un accidente camino a entregar algún pedido.

Repartidores venezolanos en Argentina: Tres historias diferentes, con el mismo desenlace

Tres rostros de la diáspora venezolana en Argentina, que además del proceso similar que viven, les tocó pasar por un terrible momento en el país sureño. Fueron impactados en días pasados por vehículos cuando estaban trabajando y hoy piden la ayuda a la comunidad venezolana para poder costear los gastos médicos y diarios mientras no puedan trabajar.

Isaía Gómez es un joven de 23 años, que fue atropellado y quedó atrapado en medio de un autobús y un vehículo en la ciudad capital. Según contó su novia al medio digital EsReviral, con el impactó voló y se fisuró el codo del brazo derecho.

Quedó inconsciente por unos minutos y sin duda, fue un episodio que le cambió su condición de vida. Le colocaron un yeso para tratar la fisura, y por ahora no puede trabajar mientras logra recuperarse. Isaía vive con su novia, pero sola no puede costear todos los gastos diarios y de tratamiento que requiere, por lo que acudir a la buena voluntad de las personas ha sido la opción a la que han recurrido.

Referencial / Cortesía

Quienes deseen colaborar económicamente con este caso:

Brubank: 1430001713021155230010
Alias: kazmir.music.14
Mercado Pago: 0000003100017447464324.
Teléfono: 1140226763 / Alias: Kagu.14

De repartir comida en su moto a terapia intensiva tras ser atropellado

Su nombre es Marco Antonio Mujica, tiene 44 años y hace una semana en horas de la mañana fue arrollado por un auto cuando iba en su motocicleta. Tras el hecho, su estado es muy grave. Se encuentra en terapia intensiva con un diagnóstico de traumatismo craneoencefálico y fractura de tibia y peroné.

El venezolano pisó suelo argentino hace cuatro años, y desde ese momento se ha dedicado a trabajar como delivery, no solo para mantenerse en el país sureño, sino para mantener a sus tres hijos que permanecen en Venezuela.

Cuenta con la compañía de su hermana, sin embargo, no puede atenderlo a tiempo completo por su trabajo. Por lo que solicitan trasladar a su madre, quien tiene pasaporte vencido.

Referencial / Cortesía

Para quienes deseen colaborar con este caso:

CBU: 0170113140000035610159
Alias: TIO.BACHE.TRAPO
Titular de la cuenta: MUJICA MARTINEZ MARIA FERNANDA
Documento: 95971844
CUIL/CUIT/CDI: 27959718445

Con 54 años trabaja como delivery en Argentina. Fue atropellado y requiere operación

Fernando Barrios se encontraba entregando un pedido en Buenos Aires, cuando un vehículo lo embistió, y aunque intentó esquivarlo, se estrelló contra otro que estaba estacionado.

Tiene 54 años, y comenzó a trabajar como repartidor hace dos años, por no contar con la documentación legal para trabajar en otro rubro. Es proveniente de Ciudad Guayana y hoy espera turno para operarse, tras el diagnóstico de fractura del platillo trivial.

Mientras se mantiene en una lista de espera, no podrá trabajar. Además, necesita utilizar muletas y una félula. Su hijo también hace delivery, pero no pueden con todos los gastos que implica atender su estado de salud actual.

Referencial / Cortesía

CBU: 0170113140000035610159
Alias: TIO.BACHE.TRAPO
Titular de la cuenta: MUJICA MARTINEZ MARIA FERNANDA
Documento: 95971844
CUIL/CUIT/CDI: 27959718445

Repartidores venezolanos viven una cruda realidad a la vista de todos en Argentina

Aunque las aplicaciones de delivery prometen una especie de seguro, la realidad está muy lejos. Los tantos venezolanos que han pasado por una situación similar, no han contado más que con el respaldo de la comunidad y familiares, quienes se han puesto la mano en el corazón para ayudarlos después de sufrir un accidente que les impide trabajar y sostenerse en un país, lejos de su gente.

Quienes corren con suerte puede que reciban algún tipo de ayuda de la persona que los atropella, pero no ocurre en la mayoría de los casos, pese a existir una denuncia.

Cabe destacar que a principios de año, exactamente el 11 de febrero fue arrollado otro venezolano mientras trabajaba de repartidor. En horas de la noche, Jesús Guanipa se aproximó a las vías ferroviarias de la zona de Ramos Mejía al oeste de Buenos Aires, y fue arrollado por el tren. Lamentablemente este joven no pudo sobrevivir el impacto y falleció al instante.

La realidad es que al ser todavía un trabajo informal. El riesgo y las precarias condiciones con las que trabajan los repartidores están a la vista de todos, pero no ha existido ninguna acción definitiva que los ampare. ¿Protestas? Muchas, ¿Respuestas? Ninguna.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver