«Todos merecen un hogar»: Mariangélica Amanaú se dedica a rescatar animales abandonados

Mariangelica Amanaú tiene 24 años y desde hace un año se dedica a ayudar animales de la calle a buscarle un hogar. Estuvo fuera de Venezuela un tiempo y luego de la pandemia regresó, decidió comenzar con este proyecto de rescate cuando vio a una perra embarazada en la calle y quiso ayudarla, se preparó y comenzó su travesía por ayudar a estos animales indefensos.

Ahora es noticia: Un empresario turco convirtió su casa en un refugio para animales heridos o enfermos

«Un día iba conduciendo por Valle de Oro y vi una perrita muy, muy delgada y a punto de dar a luz, lamentablemente no se me acercó lo suficiente y no tenía comida. Al día siguiente volví a buscarla ya más preparada, con carne y correas, pero no la vi más; sin embargo, ese día encontré a otras 2 mujeres que también la estaban buscando, y nos quedamos hablando sobre la problemática de los perros en condición de calle», detalló Amanaú de cómo inició esta organización.

También dijo que las mujeres le comentaron que llevaban más de 10 años alimentando manadas que había en ciertas zonas de San Diego. Explicó que esa noche se quedó pensando en que si la gente debería darse cuenta de la labor que muchas personas hacían en la calle y que ella se iba a sumar.

«Conversé con ellas y mi primo me hizo un logo, creo el nombre y listo, abrimos el Instagram. Desde allí hemos atendido a más de 55 animales».

Mariangélica Amanaú fundó la Liga animalista de San diego

Mariangélica es la encargada de las redes sociales y todo el proceso de adopciones, desde las entrevistas hasta el seguimiento de cada caso. No trabaja sola, en la organización trabajan seis personas para coordinar diferentes proyectos dentro y así apoyar a la comunidad. Realizan jornadas de esterilización, castración y vacunación, donde trabajan en colaboración con un médico veterinario.

Además, contó que como joven lo que la llevó a dedicarse a esto es porque opina que todos merecen un hogar, dejar de pasar frío y miedo, merecen que alguien se preocupe por ellos, que tengan un plato de comida, agua y una familia con que se sienta seguro.

Asimismo, Mariangélica Amanaú se graduó como asistente veterinaria en el 2020, cuando regresó a Venezuela, lo que le ha proporcionado conocimiento para cuidar con mayor responsabilidad a estos animales indefensos. No ha trabajado directamente con la profesión, pero destacó que le ha servido mucho haber estudiado. Lamentablemente, buscará nuevamente irse del país, sin embargo, la labor que viene haciendo no la abandonará, espera desde el exterior lograr tener mayor alcance económico para seguir aportando su granito de arena en la sociedad.

«Creo que es más fácil para mí buscar ayuda para los animales de Venezuela fuera de ella. Así que eso es lo que intentaré», dijo. 

Leyes y planes sociales que ayuden a los animales de la calle

«Leyes contra el maltrato animal las hay. Pero el problema son las condenas que son terriblemente absurdas y de poco peso. Como máximo por matar a un animal legalmente solo pueden condenarte a 45 días. Eso es una burla realmente. Sin una pena que realmente haga considerar más a una persona que evidentemente tiene problemas a no atentar contra la vida de un indefenso, no veremos el cambio».

Detalló que debería existir multas que obliguen a los dueños de mascotas llevarlos a control para vacunar o esterilizar. Así para buscar conciencia en la población de que mantengan a sus mascotas vacunadas, identificadas y esterilizadas.

«Bajaría enormemente el número de animales en situación de calle porque no habría camadas indeseadas, también las enfermedades de transmisión sexual bajarían su tasa de contagios y evitaríamos cualquier enfermedad zoonotica como lo es la rabia porque podríamos controlar eficientemente el número de animales sin vacunas que hay en el país» detalló.

¿Consideras que en Venezuela falta educación con respecto al cuidado de animales?

Muchísimo. No solo falta mucha educación social con respecto a la tenencia responsable de mascotas, sino que falta una reforma a las leyes de protección animal. Es triste ver lo atrasados que estamos comprándonos con otros países latinos, ni hablar del primer mundo. Es triste ver que normalicemos una conducta tan irresponsable como es la no esterilización de los animales. La no vacunación de los mismos. La no alimentación al creer que ellos solos pueden conseguir el alimento necesario. O incluso tener animales amarrados sin ningún tipo de sobra para protegerse del clima. Opino que debería haber planes en las escuelas, charlas sobre la tenencia responsable y el cuidado básico animal para ir cambiando esa mentalidad desde niños.

Historia de maltrato animal que tuvo que enfrentar Mariangélica Amanaú

Su mayor aprendizaje ha sido un caso en particular que la llevó a conocer a muchas otras proteccionistas. Gusi fue un caso de maltrato, el peor que les ha tocado presenciar.

«Gusi es un perro salchicha discapacitado que fue víctima de tortura y maltrato animal, como se puede apreciar en las imágenes, tenía una desnutrición severa, laceraciones en su cuerpo y estaba anémico.»

Explicó que trabajó en con tres médicos diferentes para poder sacarlo adelante. Después de 5 meses, Gusi mejoró completamente. Es un perro sano, muy feliz y cariñoso, que ama la vida y poder jugar. Tiene un peso saludable, lo castraron y está iniciando con las terapias para volver a tener fuerza en sus patas.

«Él incluso se ha puesto de pie y ha dado algunos pasos. Él es mi inspiración para volver a estudiar y al fin graduarse. Pronto nos embarcaremos en un viaje a Ecuador y empezaré la universidad. Espero regresar como veterinaria y ayudar a muchos más peludos» puntualizó.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, InstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

 

Reylis Quiñones

Corresponsal de Carabobo “Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días". Gabriel García Márquez

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver