«Socialmente soy Fernando y en mi cédula María»: Hombre transgénero recolecta dinero para mastectomía

Fernando Machado es un hombre transgénero de Carabobo, nació como mujer, pero desde su infancia, había algo que lo incomodaba, no entendía el por qué no se identificaba con su género asignado. Sentía rechazo por todo lo relacionado con lo femenino y a sus 14 años decidió decirle a sus padres que le gustaba una niña, sus familiares lo rechazaron, pero después entendieron la situación.

Foto: Cortesía/Fernando Machado

Ahora es noticia: Lo que debe saber sobre el caso del hombre que pateó a un perrito en La Candelaria

«A esa misma edad me cuestioné por qué yo no terminaba de sentirme en comodidad conmigo, había algo más, no solo me gustaba una chica de mi mismo sexo, sino que tenía toda la vida sintiéndome diferente», dijo Machado a Todos Ahora.

Machado, en la búsqueda de aquella incomodidad por internet, encontró el epicentro de su cuestionamiento, entendió que su camino era hacia el cambio de sexo y se sintió aliviado por encontrar su ser. Estudió Psicología en la Universidad Arturo Michelena (UAM), pero actualmente se dedica a la barbería y a su hijo.

Pide donaciones para seguir su camino de transición

«Me considero una persona como cualquier otra, con responsabilidad, con deberes, apoyo a quién pueda y doy amor a quien se tope conmigo. Sin embargo, no tengo los mismos derechos que cualquiera», enfatizó, porque Venezuela no es garante de la salud, sobre todo de las minorías a las que él pertenece.

Dijo que tiene 10 años desde que decidió hacer el cambio, pero no lo había terminado por completo por sus ganas de ser padre y amamantar a su pequeño hijo. Después que se graduó emigró a Ecuador donde tuvo a su bebé y cumplió su sueño de gestar.

«No había dado el paso por mis deseos de gestar y poder amamantar, pero ya lo hice y ahora solo estoy a contrarreloj con mi tejido mamario y la compresión, práctica que sugiere un riesgo para mi salud», dijo.

Explicó que la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. «Nuestras mastectomías son una deuda que el Estado tiene con nosotros. Pero no podemos esperar ni apelar a la voluntad de quienes se encargan de gestionar todo lo referente a la salud en mi país. Hay personas con urgencias médicas en listas de esperas sin esperanza alguna», dijo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fernando Machado (@fermachadoq)

Por ello decidió crear una campaña de GoFundMe, donde pide la suma de 4.000 dólares para lograr hacerse la operación que necesita y así completar su transición. Destacó que no es descabellado pedir esto porque alrededor del mundo existen cientos de campañas para apoyar a las personas transgéneros a lograr sus sueños.

Antes de hacerse la mastectomía quería tener un hijo

Fernando comenzó su transición a los 18 años. Sin embargo, tenía un deseo por cumplir antes de realizar por completo el cambio, años después que inició, detuvo el tratamiento hormonal. Su barba se fue, sus caderas aparecieron, sus senos se agrandaron y la ovulación regresó. Todo esto para dar a luz a su hijo.

«Tener a mi hijo fue un deseo que pedí al universo, sabía que yo iba a gestarle y eso no me proporcionaba ningún tipo de incomodidad, todo lo contrario, agradezco haber nacido con la capacidad de poder lograrlo, hay personas que no pueden hacerlo naturalmente», explicó.

Se preparó al menos ocho meses pues estaba dispuesto a gestar un bebé. Detalló que fue concebido de forma natural con amor, todos los días da gracias por haber cumplido ese deseo que tanto anhelaba.

«Se revirtieron algunos cambios que había alcanzado con el tratamiento hormonal (…) pero honestamente eso nunca me incomodó, creo que ningún padre trans y ninguna madre que quiera tener a su bebé tendría que sentir incomodidad por los cambios naturales de su cuerpo», dijo.

 

Hombre transgenero Venezuela
Foto: Cortesía/Fernando Machado

Hombre transgénero de Carabobo: «Yo apuesto a la salud»

Opinó con respecto a si alguien lo juzga por su situación, entiende la definición de lo que pide, porque no es nada descabellado. Dijo que primero se debe reflexionar al respecto porque es una realidad «Hay gente que se comprime el pecho para resguardarse socialmente. Para sentirse aliviada, para cualquier otro fin y no lo podemos evitar, ocultar los pechos es parte de la vida diaria para muchas personas»

Comentó a Todos Ahora que existe mucha desinformación sobre este proceso porque realmente es un derecho que debe proporcionar el Estado, junto con otros más de aceptación. Dijo que no ha sufrido ningún maltrato por ser un hombre transgénero pero trata de cuidar emitir información sobre él por cualquier acto de rechazo.

«Nos exponemos a la violencia, ciertamente, pero no hemos tenido ninguna situación incómoda hasta ahora, gracias a Dios(…) Lo que no podemos es constituir una unión legal, ni podemos tener hijos presentados por ambos» puntualizó.

Estado venezolano es transfóbico

Tamara Adrián, diputada por Voluntad Popular electa en 2015; abogada y activista por los derechos de la comunidad LGBTIQ+, destacó que el Estado venezolano es transfóbico al hacer omisión a políticas de salud necesaria para la comunidad. «Hay es una transfobia institucional que lleva a negar derecho a las personas trans. Eso se manifiesta en la negación del derecho a la identidad, e inclusive al cambio de nombre simple por aplicación», dijo la diputada.

Asimismo, Fernando Machado, siente que el Estado venezolano no le brinda las condiciones necesarias como hombre transgénero que le ha impedido desenvolver su vida. Afirmó que el Estado venezolano debe ser garante de sus derechos  como de políticas de salud.

Políticas públicas para la minoría

«Toda condición de salud que aparece en el Catálogo Internacional de Enfermedades y Condiciones de Salud de la OMS (en este caso entra en vigencia el CIE-11 con la depsiquiatrización de la transexualidad, pero mantenimiento de condición de salud sexual para permitir la cobertura), obliga a la cobertura en el sistema de salud pública, sin costo para el paciente», explicó la abogada.

Enfatizó que el Estado esconde bajo la inexistencia de políticas públicas, la transfobia porque si los políticos tuvieran voluntad se podría enfrentar esta situación. Sin embargo, expresó que estos se escudan en la falta de leyes, para no hacerlo, lo cual calificó de «transfobia de estado por omisión»

Algunas de las políticas públicas principales que deben implementarse en el país según la diputada son:

  1. Derecho a la educación creando espacios seguros en escuelas, liceos y universidades (ministerios de educación)
  2.  Aseguramiento del derecho al cambio de nombre de las personas trans (implementación de la LORC que el CNE se ha negado a aplicar: Política pública del CNE)
  3. Derecho al trabajo a personas trans (aplicación de la disposición de no discriminación de la LOTTT, política pública del Ministerio del Trabajo)
  4. Aseguramiento del derecho a la salud incluyendo reconocimiento de la identidad como en Perú y en Chile, antes de la Ley de Identidad de género, una política pública del Ministerio de Salud.

Fernando Machado es como lo conocen socialmente, pero en la cédula su identidad es la de María Fernanda Machado. Este hecho ha representado un problema en su vida, sobre todo a la hora de conseguir trabajo o como representante de su hijo ante la escuela que impiden su realización como ser humano. Se siente invisibilizado y es por eso que desea que las políticas públicas y leyes venezolanas cambien.

 

One response to “«Socialmente soy Fernando y en mi cédula María»: Hombre transgénero recolecta dinero para mastectomía

  1. Fernando, te felicito por tu claridad, valentía y determinación para conseguir tus válidos objetivos. Eres
    una inspiración y un gran ejemplo para los que están en situación similar a la tuya. Te deseo todo el éxito en esta meta y en tu vida. Gracias por abrir un poco más este necesario camino de lucha por los derechos humanos, por la inclusión cono expresión de aprecio a la diversidad que es una condición intrínseca del ser humano.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver