Rialca: De empresa líder en rines venezolanos a fábrica de parabanes para eventos

Todo es confuso para los trabajadores de Rialca. La empresa que fue líder en producción de rines de aluminio se convirtió en fábrica de parabanes para eventos, en un acuerdo del que se desconocen todos los detalles.

Foto referencial
Rialca: De empresa líder en rines venezolanos a fábrica de parabanes para eventos | Foto cortesía

La planta, ubicada en la avenida Henry Ford de la zona industrial II de Valencia, dejó de producir rines hace dos años y medio por problemas con la materia prima, que ya enfrentaban desde la expropiación en 2008.

Ahora es noticia: Buhoneros de Porlamar rechanzan desalojo por parte de la alcaldía

Hace un año, aproximadamente, inició un proceso de «diversificación» con la fabricación de parabanes de aluminio para eventos. Omar Viloria, trabajador de la empresa, detalló que no hay claridad respecto a las ganancias que esto aporta a la firma que depende financieramente del gobierno nacional a través de la Corporación Socialista del sector Automotor (Corpoauto), que recibe recursos de la Oficina Nacional de Presupuesto (Onapre).

Según el trabajador de Rialca, Omar Viloria, actualmente está cumpliendo funciones en las instalaciones de la planta una empresa privada, «se llama Tecnometales MG y no tenemos información de cual es el acuerdo al que se llegó».

Durante protesta en las puertas de la compañía, la mañana de este lunes, parte de la nómina exigió que se dé la información respecto a los recursos recibidos y a las inversiones realizadas.

«Que el gobierno abra un proceso de investigación sobre el destino de los activos de la empresa que han vendido, nosotros somos contralores de la empresa».

Cuando inició la cuarentena por la COVID-19, enviaron a 160 trabajadores a sus casas, incluyendo a Viloria, y en ese momento había tres mil 400 rines, «ahorita quedan pocos que no sabemos qué hicieron con ellos».

Sin beneficios

A todo esto se suma la desmejora en material laboral. Ese personal que no está activo en la planta solo cobra el equivalente a cinco dólares quincenales y no recibe los beneficios que le dan a los 60 que siguen operativos.

«No nos dan la bolsa de comida y, en diciembre, nos excluyeron de una bonificación en dólares». Por esto también piden que les digan por qué en la maqueta de recursos que solicitan a Onapre ellos no son tomados en cuenta.

Desde la gerencia de Rialca solo les ha dicho que cuando los necesiten en la empresa serán llamados a reincorporarse.

«Tenemos dos años en la calle por motivo de pandemia, eso es lo que alegan y que no nos van a llamar hasta el director de nuestras áreas no lo solicite».

Por: El Carabobeño

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver