Maternidad del Sur: retrato de lo que sufren las embarazadas en Carabobo

La cita para realizar la cesárea estaba programada para las 10:00 de la mañana, Hellen González llegó temprano, esperaba conocer a su hija pronto, pero al pisar la el recinto, se dio cuenta de que no sería fácil, varias mujeres tenían más tiempo y que habían roto fuente, pero fueron atendidas 12 horas después.

Referencial / Cortesía
El Matadero del sur: retrato de lo que sufren las embarazadas en Carabobo / Foto referencial – Cortesía

González dio a luz en el Hospital Materno Infantil José María Vargas, conocido en la región como la Maternidad del Sur, al cual el Dr. Jorge Pérez, obstetra y fundador del movimiento #SalvemosLaMaternidad, calificó la infraestructura como “pésima” y en mal estado.

Ahora es noticia: «El agua parece papelón con limón», denuncian los habitantes de Tumeremo en Bolívar

Situación en la Maternidad del Sur: “Lo pensaba para ir al baño”

Hellen relató a Todos Ahora que pensaba una y otra vez ir al baño, porque no los limpiaban, ya que se podía observar papeles de baño acumulado y con muy poca higiene. Dijo que limpiaban los baños cada tres días o más, una limpieza sencilla, tenía miedo de ir y agarrar una infección porque su herida era reciente.

«Hay muchos problemas con las paredes y sistemas de tuberías, con los aires acondicionados con la limpieza dentro de la maternidad en las áreas comunes (…) la infraestructura no tiene las condiciones de brindar higiene para evitar cualquier complicación en las pacientes», destacó el galeno.

La violencia obstétrica es definida el artículo 15 de la Ley Orgánica sobre el derecho de la Mujer a una Vida Libre de Violencia, como “la apropiación del cuerpo y procesos reproductivos de las mujeres por personal de salud, que se expresa en un trato deshumanizador, en un abuso de medicalización y patologización de los procesos naturales, trayendo consigo pérdida de autonomía y capacidad de decidir libremente sobre sus cuerpos y sexualidad, impactando negativamente en la calidad de vida de las mujeres”

Inexistente los cuidados primarios al neonato

González narró que su hija duró 24 horas sin comer porque no le daban el acceso al lugar donde se encontraba el infante y unos días después la salud de ella empeoró con fiebre y también la dejaron sin ver a la niña.

“El primer día que me hicieron la cesárea no me dejaron ver a mi hija, ella duró 24 horas sin comer, a los tres días que me dio fiebre volvió a durar otras 24 horas sin comer, yo le mandé el tetero y no se lo daban, me decían que enviara toallitas y pañales, pero no la cambiaban” dijo. Mientras le dio fiebre también sufrió malos tratos por parte del personal médico que no le administraba ningún medicamento.

Contó que se dio cuenta de que no le daban el alimento a la niña porque le regresaban el tetero completo y dañado, también explicó que no le daban agua a pesar de que ella lo proporcionaba, se dio cuenta de ello cuando vio los labios resecos y cuarteado de su hija.

«Cuando yo fui a buscar a mi hija a las tres de la mañana ella tenía los labios resecos, blancos y partidos. Una niña de cuatro días tenía los labios así ¿Cómo es posible? A los días fueron que los labios le agarraron color», detalló.

También mencionó que en los nueve días internada no le daban los medicamentos a la hora, ni hacían anotaciones cuando había cambio de turno, hasta le pidieron hacer un procedimiento médico por su propia cuenta como es quitarle la vía a su hija.

Maternidad del Sur en estado crítico

Venezuela fue uno de los primeros países en aprobar una ley que protegiera a las embarazadas de recibir maltratos y ahora son ellas las que sufren más por no encontrar donde parir y tener una atención de calidad. En Carabobo  hay pocos centros públicos en funcionamiento para que dar a luz, los que hay las mujeres son tratadas como ganado, las hacen sufrir horas con contracciones, paren en los estacionamientos y agarran infecciones.

“Al no tener en los servicios de hospitalización que muchas veces falla en los quirófanos y salas de parto, si no hay una temperatura adecuada hará que la paciente tenga más probabilidades de tener complicaciones infecciosas, ya que las bacterias van a reproducirse de manera más rápida”, destacó el obstetra.

Infección por negligencia médica

Génesis Fernández cuando dio a luz en la Maternidad del Sur, agarró una infección, y tuvo que quedarse hospitalizada aproximadamente 21 días le dijeron que tenía un absceso de pared y que el niño presentaba anomalías.

“Fue horrible ella se contaminó y el bebe. Duró 21 días hospitalizada y 6 días metiéndola al quirófano todos los días. De broma pierde los ovarios y el útero esa jornada fue espantosa. Allí si tienes 300 $ y vas unos días antes, hasta en habitación con aire te meten. Nosotros aprendimos eso fue después que ya estábamos allí” relató la madre de Génesis.

El obstetra Jorge Pérez explicó que muchos factores en la Maternidad del Sur hacen que sea una sopa de bacterias como la falta de antibióticos para colocarle a la paciente, escasez de personal de enfermería para atender gran cantidad de pacientes, no tienen cloro, ni desinfectante y el agua es escasa, lo que agrava la situación.

“Ella perdió todo el líquido amniótico y se hizo pupú por eso le hacen la cesárea a las 6 de la mañana del 3 de junio cuando llegamos a las 8 a.m. del 2 de junio” resaltó la madre de Génesis.

Cabe destacar que ambas madres tuvieron que comprar todos los insumos que les pedían, ya que dentro de la maternidad no contaba con implementos para atenderlas. Más  entre 100 $ a 200 $ podían gastar para poder traer a la vida, sus bebés.

“Y eso no es lo peor no hay cuartos donde las madres se queden a cuidar los que están hospitalizados, con cesárea y parto normal duermen afuera ahorita no sé, pero en ese tiempo todas durmiendo en el piso debajo de las matas a mi me toco, y no hay donde bañarse”, manifestó la madre de Genesis.

Sin insumo para poder ser atendidas

Nicolás Maduro hace cuatro años, supuestamente implementó el Plan Parto Humanizado y el Órgano Superior del Plan Nacional Parto Humanizado y Lactancia Materna. Lo cual, forma parte del Ministerio de Salud, Mujer e Igualdad de Género, Comunas, Educación y Alimentación. Sin embargo, hoy en día las embarazadas no reciben tratos dignos en ningún hospital.

El galeno destacó que sin insumos es muy difícil atender a pacientes, esto ocasiona que la hora del parto no espere y las embarazadas no puedan llegar a una habitación para dar a luz. Además de la escasez de médicos en los distintos centros de salud.

Anteriormente la Maternidad del Sur, era un ejemplo a seguir desde que se fundó de atención y especialización en parto. Pero luego de que llegó al gobierno Luis Felipe Acosta Carlez, aproximadamente en 2004 ha ido decayendo a un estado crítico, informó el Dr. Jorge Pérez.

“Es el estado venezolano el que está fallando por aportar insumos a los centros”, enfatizó. Informó que muchas pacientes se han desmayado de hambre porque los hospitales no cuentan con alimentos para dar después de la labor de parto, y recalcó que es culpa del ente gubernamental.

Para finalizar dijo que el día que los familiares de políticos deban atenderse obligatoriamente en centros de salud del estado, ese día empezará a mejorar las condiciones.

2 responses to “Maternidad del Sur: retrato de lo que sufren las embarazadas en Carabobo

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver