Facultad de Ciencias de la Salud de la UC recalcó la desidia que han visto en los últimos años

Desidia y destrucción es ahora lo que caracteriza el ámbito de la salud en Venezuela. Así lo destacó la Facultad de Ciencias de la Salud (FCS) de la Universidad de Carabobo (UC) debido a crisis en el país. 

Universidad de Carabobo. Foto: Sydney Díaz

Denunciaron la precariedad que viene acarreando los últimos 20 años en las diversas áreas a nivel nacional como la salud y educación. Esto lo expusieron a través de un comunicado. 

Fracaso en iniciativas de formación de médicos 

Informaron que en el 2005 se crearon programas para formar médicos integrales comunitarios (MIC) y especialistas en medicina general integral (MIG). Sin embargo, hoy en día han fracasado junto con el sistema de salud Barrio Adentro. 

“El notorio fracaso de tales iniciativas, tanto por la deficiente calidad de formación de los médicos, como por el desastre asistencial generado (…) cuyos diseños curriculares, así como la calidad y procesos de selección y ascenso de docentes, resulta de muy dudosa calidad académica” relató la facultad. 

“Errores e improvisaciones”: denuncia la Facultad de Ciencias de la Salud

Además indicaron que fue un error modificar la ley del ejercicio de la Medicina (artículos 3, 34,35) para que los médicos graduados en el programa MIC pudieran ejercer libremente la medicina.  

Por otro lado, enfatizó en la flagrante, planificada y sistemática violación de la autonomía universitaria. Además, calificó de grave la decisión del CNU de imponer las autoridades rectorales en la Universidad Simón Bolívar (USB).

Asimismo en el comunicado enumeró otros errores como problemas con los presupuestos y procedimientos administrativos. Tanto así que el presupuesto anual de la UC es al menos de 3.000 dólares. Esto no es suficiente para las necesidades de la institución. 

 “Esta agresión caracterizada, por parte del gobierno, tiene como colofón la indignante y precaria situación de nuestros docentes, obreros y empleados, no solamente por sus inaceptables condiciones laborales sino por el precario (no mayor de 5$) salario que reciben, la carencia casi absoluta de un sistema de seguridad social para prevenir o atender las necesidades básicas de salud”, entre otros elementos y vida en general.

Crisis estudiantil y sanitaria

Comentaron que hay un aumento en la deserción escolar, tanto de parte de los estudiantes como de los profesores. Sumado a eso existe una crisis salarial y sanitaria, específicamente para los estudiantes de medicina. 

La institución rechazó la situación precaria que se vive a nivel nacional dentro de los centros hospitalarios como lo es el incremento de la mortalidad materno-infantil, la desnutrición, la reaparición de enfermedades erradicadas, el aumento  alarmante del número de casos de sarampión, tuberculosis y paludismo, la falta de control sanitario para el dengue y otras infecciones que ha resurgido en esta época. 

“Evidencia el fracaso de las políticas de salud pública, el desprecio a los médicos y la medicina, la crisis educativa básica y universitaria, la crisis económica con su cuadro de  hiperinflación y la desaparición del aparato productivo y, finalmente, la crisis política con las violaciones a los derechos humanos, políticos y a la Constitución Nacional”, indicó el texto.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver