«Quiero seguir estudiando y también trabajar»: jóvenes carabobeños viven en la incertidumbre

Entre cortes de luz y servicios de internet débiles, los estudiantes carabobeños se ven obligados a tomar decisiones a la hora de sus estudios. Algunos siguen en la faena diaria buscando las maneras de graduarse, otros simplemente se rinden a las circunstancias. En las universidades públicas la miseria abunda y en las privadas, el costo llega a ser alto.

Ahora es noticia: Movimiento estudiantil en Lara apoya la investigación de la CPI a Venezuela

«Un salario mínimo no alcanza, y la mayoría de los jóvenes o estudian o trabajan y están otros que cuentan gracias a Dios con el apoyo de sus padres y pueden estudiar», relató María Velasco, joven carabobeña al preguntarle si realmente podía costearse la universidad privada.

Estudiantes carabobeños: Estudias o trabajas

Por otra parte, Abigzabeth Hernández, contó a Todos Ahora que es muy difícil mantener  los estudios y el trabajo al mismo tiempo. Principalmente porque un trabajo consta de ocho horas diarias y las universidades hace años eliminaron los turnos nocturnos. Sin embargo, a raíz de la pandemia y la cuarentena se ha hecho más flexible el estudiar y trabajar al mismo tiempo. Pero, no todos los trabajos pagan lo suficiente.

«En este país, lamentablemente, o estudias o trabajas, y bueno en mi caso me tocó fue trabajar, pues no tengo lo suficiente como para cubrir los estudios y llevar comida a la casa», detalló Hernández.

Un estudiante debe dedicar hoy en día, en promedio cinco horas de estudio, pero la realidad cuando trabajas no alcanza las horas del día para el desarrollo de actividades. Por ello muchos han tenido que abandonar sus estudios, salir del país o simplemente trabajar para que en la casa no falte el sustento.

«Lo más difícil es que tras a 3 años de haberme graduado de bachiller, es no poner tener un título universitario, un certificado y bueno, es bastante frustrante, no disfrutar mi adolescencia y una vida “normal” como tanto imaginaste y más en este país» recalcó.

Lo que queda en Abigzabeth es una esperanza, para ver si el país mejora y lograr culminar sus estudios superiores, a pesar de que vea con lejanía esa situación. «Yo tengo esperanza de que sí, que algún día pueda culminar una carrera y decir: Lo logré»

Educación venezolana a la orilla del abismo

«A la educación venezolana le falta conocimiento, mucho conocimiento, preparación, pero sobre todo ganas, ganas de enseñar, ganas de crecer y motivar» finalizó Hernández.

Asimismo Francibel Muñoz, otra joven carabobeña dijo que cuando veía clases de manera presencial, era difícil movilizarse a su intituto privado, porque el transporte en Güigüe — de donde es oriunda — es ajetreado y complicado, mucho más si debía trabajar y estudiar al mismo tiempo.

Según datos proporcionados por el Observatorio de Universidades (OBU), inidca que el 93% de los estudiantes no cuenta con transporte universitario.  «La falta de recursos en las universidades, la crisis de transporte público y las dificultades para acceder a la gasolina, a quienes más afecta es las personas más vulnerables limitando, en este caso, su acceso a la educación» resaltó la organización

«Lo difícil es la parte económica. Pero cuando era presencial, la forma de trasladarme al instituto. En la parte virtual, no contaba con los equipos, ni el internet adecuado por tal manera fue bastante rudo (…) El instituto donde estudié es privado, pero creo que es uno de los más económicos. Pero universidades como la UJAP, UAM, UAH jamás pudiera pagarlas, no tengo la capacidad».

Asimismo destacó que siente que los profesores no tienen la capacidad para dar clases, ni preparados, a pesar de que comprende su salario. Indicó que algunos educadores no tienen idea de las clases que ofrecen y eso dificulta la compresión de los alumnos. También explicó que los pensum de estudios no sirven en el país y que realmente no los preparan para el ámbito laboral.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver