Electrodomésticos dañados, el mal que han dejado las fallas eléctricas en Puerto Cabello

Renovar o cambiar los electrodomésticos es algo que en Venezuela se ha perdido debido a los altos precios de los artefactos eléctricos, costos que numerosas familias con un sueldo básico no pueden cubrir. 

Contrapunto

Anteriormente, cuando en un hogar un electrodoméstico se dañaba, había posibilidades de adquirir uno nuevo. Hoy en día, los venezolanos han optado por repararlos, ya que no cuentan con el capital suficiente para comprarse uno de paquete, hasta a muchos se les ha hecho difícil conseguir el dinero para mandarlos a reparar. 

Ahora es noticia: Lechería celebró centenario de la proclamación de la Virgen del Valle como patrona del Oriente

Jesús Piña,  habitante de Puerto Cabello relató que en su hogar se dañaron dos neveras producto de los bajones de energía eléctrica y que actualmente solo “sirven para guardar corotos”, ya que les ha resultado difícil mandarlas a acomodar debido a los costos que implican los repuestos y la mano de obra. 

“Lo que nos queda es darle la vida útil posible a nuestros artefactos eléctricos y a estirar su vida con reparaciones y reparaciones”, señaló.

Repuestos que más se venden en Puerto Cabello

Por su parte, Karla Ángulo, propietaria de un negocio de repuestos electrodomésticos y refrigeración, indicó que en su local se hacen colas debido a que tienen demanda con la venta de las resistencias de cocinas eléctricas,  mercancía que tiene más salida a causa de la problemática de gas. 

Así mismo, Ángulo detalló que lo que se ahorra un venezolano mandando a reparar un artefacto electrodoméstico es aproximadamente un 70%. En este sentido, Piña comentó que un aire acondicionado de 8.000 y 12.000 BTU tiene un costo entre 150 y 200 dólares. Mientras que una reparación oscila entre los 40 y hasta 60 dólares. Sin embargo, agregó que conseguir el gas para el aire acondicionado ha resultado “una labor titánica”.

En el caso de Mariángela Rodríguez, residente de la parroquia Juan José Flores, señaló que su nevera presentaba un pequeño fallo en una pieza. Sus gastos para remediar el daño se valoraron en ocho dólares. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver