«Dios, por favor, despiértame mañana como niña»: Era lo que rogaba de joven todas las noches Skarlet

Skarlet Puig, su nombre, legalmente Ángel Puig porque en Venezuela cambiar sus documentos no es posible, desde joven le rogaba todas las noches a Dios que despertara siendo una niña, su género masculino no le resultaba correcto. Bajo los criterios sociales, se vio confundida de las razones por las que sentía eso a tan corta edad, sin embargo, no podía decírselo a nadie.

Ahora es noticia: Hallaron sin vida a dos niños arrastrados por el río Escalante en Táchira

«Desde que tengo uso de razón me identifico como mujer y con lo femenino. Solo que con estigmas de crianza que me hicieron dudar por muchos años sobre lo que sentía al respecto y por ende no tuve esa libertad de expresar, ni descubrir mi identidad de género, sino hasta edades más avanzadas, fue toda una odisea», dijo en entrevista con Noticias Todos Ahora.

Skarlet, tiene 25 años de edad, es fotógrafa, cineasta, y pseudo analista de datos, se ha desempeñado trabajando en Recursos Humanos.

¿Cuánto cuesta el proceso de las personas transgénero en Venezuela?

Lo que ocurre en su vida no se lo tomó a la ligera, ha investigado con el pasar de los años todo el proceso de transición. Actualmente, va a terapias psicológicas para tener la constancia terapéutica, pero además tiene su lista de procedimientos a realizar. Comprende que es algo costoso, pero quiere lograrlo poco a poco, lo más importante es sentirse cómoda.

Contó que ha pasado por orientación profesional para tomar los medicamentos adecuados. «Tengo siempre en mente hacer las cosas bien. Y pues sí, los costos son elevados y luego una renta mensual para mantenerlas», agregó.

Tiene aproximadamente yendo al psicólogo un año, cada consulta tiene un costo de 15 dólares, donde debe ir cada semana o bisemanal. Es solamente el principio, luego debe tener las consultas con el endocrinólogo que es alrededor de 30 $, debe pagar al menos dos consultas de chequeo y evaluación de resultados para comenzar el tratamiento.

«Y los exámenes a evaluar cuestan alrededor de $40. Y las hormonas que en el caso de mi transición serían inhibidores de testosterona y estrógenos serían entre 35-40  dólares mensuales. Eso sí, si no me corresponde progesterona, que es otro tipo de hormona femenina», reveló a NTA.

Asimismo, explicó que tiene pensado viajar a España o Alemania, donde hay mayor apoyo a la comunidad. Las operaciones que tiene que hacerse superan los 2.000 dólares cada una, lo cual es imposible de asumir por los momentos, sin embargo, es algo que quiere planificar a largo plazo.

«Igualmente, optaría por operarme fuera del país con la gran mayoría de procedimientos como sería manzana de Adán, lipotransferencia, dependiendo de cambios hormonales, escultura facial, nuevamente dependiendo de lo anterior, y por último, reafirmación sexual, vaginoplastia».

Skarlet Puig, su nombre, legalmente Ángel Puig

Contó que es muy difícil lograr conseguir la legalidad de cómo te identificas en Venezuela, ya que no hay leyes que puedan avalarte. Dijo que tiene otras amigas trans que no desean realmente hacer la transición a través de operaciones, pero igualmente se sienten mujeres y no pueden optar por sus derechos.

«Es horrible porque lo único que protege a los ciudadanos son las leyes y si tú no tienes leyes que te permitan a ti expresar con la identidad que en efecto tienes, básicamente estás obligada a ser como todo el mundo quiere que seas. No hay nada que me proteja a mí, no hay nada que me pueda cambiar el nombre legalmente porque si viene alguien a discriminar, yo poder decirle, mira, este es mi género y así me llamo», expresó.

Destacó que «lo que tiene entre las piernas» no cambia su visión de sentirse mujer. Opinó que las personas son diversas y deberían respetar su forma de vivir. Destacó que este impedimento legal afecta también en el área laboral, porque si aplica a un puesto de trabajo y quiere mantener su esencia de ser mujer, ocurre la discriminación porque la encasillan en el género masculino, debido a no poder tener la oportunidad de cambiar.

Discriminación laboral

«Yo me he tenido que ‘enclosetar’ para tener oportunidad de trabajo y tragarme mi nombre y pronombres para poder tener mi sustento, porque mantengo mi casa y debo pagarme el tratamiento. Hacer todo lo que una persona normal quiere hacer», dijo.

En Venezuela, no existe ningún instrumento jurídico que proteja a las personas con expresión de género o identidad de género. Además, está prohibido hacer un cambio de sexo o nombre dentro del país.

La Ley Orgánica de Registro Civil en su artículo 146 reglamenta el cambio de nombre propio y dice que «toda persona podrá cambiar su nombre propio cuando este no se corresponda con su género, afectando así el libre desenvolvimiento de su personalidad». Hasta ahora, no hay ninguna persona trans que haya logrado la aprobación de esto.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzlaInstagramFacebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Reylis Quiñones

Corresponsal de Carabobo “Ser periodista es tener el privilegio de cambiar algo todos los días". Gabriel García Márquez

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver