Comunidad en San Diego debe atravesar puente de piedras para trabajar y hacer diligencias

Más de 2.000 personas arriesgan su vida a diario en la comunidad Colinas de San Diego, al pasar un puente improvisado en pleno río. Es un lugar donde el modernismo no ha llegado, no cuentan con alumbrado y las calles son de tierra, así lo describió Crónica Uno.

Referencial / Cortesía
Comunidad en San Diego debe atravesar puente de piedras para trabajar y hacer diligencias / Foto Crónica Uno

Según información recabada, durante la gestión de Francisco Ameliach inició un proyecto para beneficiar a estas familias con un puente que conectara la comunidad con El Morro, sin embargo, como muchas obras se paralizaron y  una crecida de río acabó con la estructura que habían hecho.

Ahora es noticia: Encuesta Delphos: 53 % de los venezolanos están dispuestos a votar en las elecciones regionales

Zona agrícola de San Diego

No todo San Diego vive en las comodidades que representa. Esta zona agrícola está paralizada en el tiempo con tan solo 13 años que se fundó. El actual alcalde del municipio no ha podido hacer nada por falta de presupuesto. Los habitantes del lugar están cansados de pedir ayuda a la Gobernación sin recibir respuesta.

Rebeca Ruiz, jefa de la Brigada del Movimiento Somos Venezuela de Colina de San Diego en una declaración al diario Crónica Uno, explicó que los habitantes deben pasar por este puente para ahorrar tiempo, ya que  si deciden irse por otra vía que conecta con la avenida Don Julio Centeno deberán caminar casi dos horas, algo que sí tienen que hacer en tiempo de lluvia.

“Esto es un riesgo total, porque si un niño se tropieza con las piedras puede ser una tragedia. Este puente, si se logra concluir, va a establecer la comunicación no solo de Valles de San Diego, serían otras comunidades como: Altamira, El Paraíso, Flor del Paraíso y Maco Maco”, dijo Ruiz al diario Crónica Uno.

Sin transporte público ni servicios básicos

Esta comunidad está completamente incomunicada por ello deben tomar estas alternativas para poder hacer sus diligencias fuera de la zona. Los ciudadanos de este lugar ha estado olvidadas por mucho tiempo, deben sustentarse ellos mismos, ya que no cuentan con ningún apoyo gubernamental.

“Venga usted mismo, señor gobernador, para que vea la realidad, no mande a nadie. Venga y vea qué es lo que necesitamos realmente y vea dónde va a invertir y ayudar” enfatizó Ruiz al diario Crónica Uno.

Para poder tener servicio eléctrico, los ciudadanos tuvieron que organizarse y reunir el dinero necesario para cubrir los costos de montura de postes, transformadores y cables. Tampoco cuentan con tuberías directas de agua por ello hicieron pozos profundos para abastecer a algunas casas de la localidad porque el dinero no alcanzó para hacer una red de agua para todos.

Referencial / Cortesía
Foto: Crónica Uno – Leomara Cárdenas.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver