Vendedores informales y minimercados incurren a ventas ilícitas de medicinas en Tumeremo

En Tumeremo, municipio Sifontes, Bolívar, vendedores informales y en bodegones las personas pueden encontrar medicamentos que no se consiguen en las farmacias o que tienen precios muy elevados. Quienes los ofrecen incurren en ilícitos farmacéuticos.

Vendedores informales en Bolívar.

Ahora es noticia: El clamor de una familia que vive en un salón de fiesta tras incendio en su apartamento

Vendedores informales en Bolívar

Mientras más crisis, más negocios ilegales aumentan en las calles. Hoy en día se puede observar en el país que existen dos formas para la promoción de este tipo de mercancías.

La primera son los buhoneros y la segunda son los mini mercados que traen productos americanos. Ambos no poseen permisos farmacéuticos, ni sanitarios y las personas se acercan a estos sitios para adquirir los productos debido a sus bajos costos.

En Tumeremo existen aproximadamente seis farmacias autorizadas, pero sus ventas han ido disminuyendo; esto por la nueva competencia comercial que tiene una diferencia en calidad y precios en las medicinas.

Vender medicamentos en la calle es penalizado

Según los especialistas, estas ventas es un ilícito farmacéutico que viola la Ley del Medicamento y la Ley del Ejercicio de la Farmacia en el país. Además, pone en riesgo la vida de quienes consumen estas medicinas.

En Tumeremo esta práctica sigue aumentando y se puede observar en las calles más transitadas del pueblo, en las aceras y en algunas esquinas. Pero esto ha traído problemas con las autoridades, ya que es un negocio ilegal.

Cada vez que la policía sale a hacer la ronda por el pueblo, estos vendedores desaparecen de las aceras, y cuando son capturados por funcionarios policiales les decomisan la mercancía.

Vender mercancía en la calle es una manera de rebuscarse

El tráfico de estos medicamentos está prohibido, los comerciantes para comprar la mercancía deben pasar por ocho alcabalas militares que están ubicadas en cada pueblo hasta llegar a Tumeremo.

Entre miedo y suspenso estas personas arriesgan sus vidas para poder traer la mercancía hasta sus negocios. Entre matraca  las personas han tenido que enfrentarse para no dejarse quitar lo único que tiene para sobrevivir.

¿Cuál es el precio de las medicinas en negocios informales?

Por su parte, los costos varían de un puesto informal a otro, convirtiendo los precios que tienen las medicinas en Colombia a dólares calculados a la tasa de cambio informal en Venezuela y luego a bolívares.

Asimismo, las presentaciones pueden variar. Se pueden encontrar a un bajo costo blíster de antibióticos, analgésicos, antipiréticos, vitaminas; gotas, anticonceptivos, jarabes y hasta frascos de 30 cápsulas o tabletas del medicamento en Bs, 5.000.000.

“Los traen de contrabando”, aseguró José Oberto, un comerciante de 46 años, que tiene una confitería en una de las calles donde se encuentran estos negocios ilícitos, donde la reventa se observa incluso cerca de su negocio.

“No cumplen con los registros y hemos conseguido que muchos de los medicamentos vienen sin cumplir la cadena de frío”, denunció Juan García especialista en bioanálisis, de uno de los laboratorios del pueblo, quien advirtió que si algunos medicamentos no se mantienen a 25 grados pueden perder su efectividad.

A pesar de que Tumeremo es un pequeño pueblo, sobresale muchas opciones que busca la gente para poder sobrevivir, y de acuerdo a su rentabilidad unas vitaminas importadas cuestan entre 25 y 30 dólares.

“Es increíble ver como compran medicamentos, es como comida. Los anticonceptivos, antibióticos, antialérgicos, y medicinas para la fiebre, son los más vendidos todos los días”, así lo expresó Iván González, buhonero de medicamentos ilegales en la Calle Junín. A diario solo genera entre 30 y 50 dólares.

¿Qué dice la administración de Nicolás Maduro?

Nicolás Maduro responsabilizó a los revendedores por la escasez de medicamentos, aunque economistas y empresarios privados aseguraron que la falta de materia prima y controles estatales que los obligan a vender con precios subsidiados impactan la producción e importación.

En diferentes puntos del país también se ofrecen los medicamentos para enfermedades crónicas en redes sociales, o incluso en quioscos de revistas.

Finalmente, esta situación aumenta por la crisis económica que ha desatado altos porcentajes de desempleo en todo el país. Pero este negocio se ha visto más rentable para la zona sur, ya que no solamente están en las calles del pueblo, también prevalece en las minas de Bolívar.

 

 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver