Niños waraos en Cambalache aprenden a leer y a escribir a través de principios bíblicos

En Cambalache a la orilla del río Orinoco, estado Bolívar, se encuentra la comunidad indígena warao, dónde viven más de 500 familias en situación vulnerable, muchas de estas familias no cuentan con recursos económicos para enviar a sus hijos al colegio.

Por esta razón, la Fundación Pequeños Discípulos, transformó la casa de uno de sus alumnos en una pequeña escuela, donde desde hace cinco años imparte clases a los niños waraos a través de principios bíblicos y lectoescritura.

Niños waraos en Cambalache aprenden a leer y a escribir a través de principios bíblicos 0

Ahora es noticia: Mercurio mata silenciosamente a todo aquel que quema oro en Tumeremo

Niños waraos en Cambalache

Fundación Pequeños Discípulos enseña a través de principios bíblicos

Este proyecto nació de dos jóvenes guayaneses, Daniel López y Bianka de López en agosto del año 2015, posteriormente se estableció como fundación en junio del año 2017.

«Nos dedicamos más que entregar una donación a educar, y hemos tenido que cambiar los métodos de enseñanzas, nosotros damos clases en otras comunidades, pero en la comunidad indígena es diferente,  ya que los niños han tenido que aprender que no todo se lo deben regalar, sino que deben ganarse las cosas por medio del esfuerzo y dedicación en los estudios», dijo Bianka de López.

Niños waraos en Cambalache aprenden a leer y a escribir a través de principios bíblicos 1

Por otra parte, Bianka contó que cuando llegaron a Cambalache en 2016 a empezar con el proyecto los niños no querían ver clases, pues estaban acostumbrados a que les dieran donaciones y no a recibir enseñanzas.

Asimismo, comentó que desde el año  2016 comenzaron a enseñarles el valor por el estudio. «Después de tanto tiempo ellos llegan a la escuela cada martes con su cuaderno y lápiz a estudiar. Gracias a Dios por darnos la sabiduría y la paciencia en este trabajo», dijo.

 La joven explicó que las clases son  dinámicas y prácticas, pero sobre todo artísticas, pues por medio del arte les enseñan a los más pequeños los principios bíblicos.

Además por medio de alianzas y apoyo con otras organizaciones, inscriben a los niños en academias y talleres que les permiten recibir clases. Esto con la finalidad de ser agentes de transformación en la sociedad.

 ¿Qué necesita la fundación para continuar con su labor?

«Siempre hay voluntarios anónimos dispuestos a ayudar, pero la realidad es que ya no hay donaciones como antes.

Por ejemplo: en el mes de  julio tenemos nuestra fiesta del Día del Niño y hasta los momentos nadie ha donado un juguete. Pero al final, Dios siempre provee para hacerle un día diferente a nuestros pequeños alumnos», expresó Bianka.

Niños waraos en Cambalache aprenden a leer y a escribir a través de principios bíblicos 2

 

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver