Extrabajadores de Traki en Caracas y Puerto Ordaz denuncian presuntos abusos laborales

Extrabajadores de tiendas Traki en Caracas y Puerto Ordaz, denunciaron en exclusiva ante Todos Ahora presuntos abusos laborales a los cuales fueron sometidos durante sus jornadas laborales.

Referencial / Cortesía

Testimonio de un presunto abuso laboral en Traki Puerto Ordaz

Diorbelis Pacheco, Yonatzi Campos, Isbelia Palacios, extrabajadoras con ocho y nueve años en Traki Puerto Ordaz, denunciaron que cuando se disponían a comprar licras de vestir, el gerente de turno las acusó de robo, sin importarle que tenían como respaldo las facturas de compra.

Ahora es noticia: Promesas, excusas y falta de respuestas: datos de la crisis de agua en la Gran Caracas

«El gerente junto a la abogada de la empresa cambian su postura y acusan a las tres trabajadoras de cambiar el precio, dicho argumento no lo pudieron sostener y procedieron a sacarlas de su puesto de trabajo», dijo Anderson Castillo, esposo de Diorbelis Pacheco.

El esposo de Diorbelis contó que las tres trabajadoras acudieron al Ministerio de Trabajo, esto para presentar una denuncia en contra de la empresa. Por su parte en diciembre de 2020 comienzan a llamarla del Ministerio del Trabajo con promesas de reenganche, ya que estaba en procedimiento un reclamo de pago de bono de alimentación de 100 dólares mensuales.

Las trabajadoras acuden al edificio de Traki en Alta Vista, Puerto Ordaz, con una ejecutora enviada por el Ministerio del Trabajo, quien le pide a las trabajadoras que deben pagarle un taxi de ida y vuelta a su casa.

«En el lugar le aconsejaron firmar la renuncia, y las trabajadoras se negaron, al salir la ejecutora le dice a las trabajadoras que como no le pagaron un taxi de ida, pues debían comprarle un pote de nutella, más un taxi de vuelta», comentó.

Por otra parte, los denunciantes argumentaron que desde que están suspendidas. Actualmente solo les cancelan el sueldo mínimo y un porcentaje de 100%.  Además indicaron que en la nómina de Traki continúan activas.

Presuntos abusos laborales en sede Caracas

Jorge López, de 25 años de edad, y ex trabajador de Traki, ubicado en Caracas, explicó que el 05 de enero de 2021, en su labor como cajero, llegó una señora que duró entre tres y cinco minutos con un código de una bicicleta montañera a facturar con un valor de 175 dólares y al ver el impuesto que se reflejaba en la pantalla en dirección al cliente, no le gustó el monto, realizó una llamada y se fue.

«Por ser mes de enero y no haber filas, preste apoyo en un piso de ropa. Hasta que me busca la subgerente encargada de caja, que había hecho un precierre, sin más, ni menos, cuando llegué solo me dijo con una risa fingida que había un problema en caja, donde se realiza el cierre final y efectivamente todo estaba bien, como siempre», contó.

En ese instante lo abordó el tren gerencial y le comentaron que la señora que él atendió se quejó y dijo que le estaba cobrando un excedente. En ese momento, pidió que revisaran las cámaras de seguridad, pero nunca lo hicieron.

El denunciante aseguró que sufrió un complot con finalidad en Traki

«Sufrí manipulación, no me dejaban moverme, ni ir al baño, no podía usar el teléfono tampoco, y me amenazaban con sacarme de la tienda con esposas, esto mientras un funcionario estaba paralelo a mí, quien también me susurraba que accediera, eso me hacía sentir humillado ante los otros empleados, quienes también comentaban entre ellos», resaltó.

A juicio del joven todo fue planeado para culminar su relación laboral. Ya que los mismos empleados le comentaron que la señora fue a la tienda nuevamente.

«El gerente acompañó a la señora a facturar y ella terminó comprando la bicicleta por 175 dólares con un impuesto incluido aún mayor, ya que la tasa del día era diferente. Investigué rápidamente su cédula y sus datos no coincidían con el nombre. En pocas palabras un complot con finalidad», explicó.

Es importante mencionar que el equipo de Todos Ahora, intentó comunicarse con el personal gerencial de Traki para tener sus impresiones sobre estas denuncias, pero no obtuvimos respuestas.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver