Buscadores de libros: un proyecto con sello guayanés que busca impulsar la lectura

Buscadores de libros es un proyecto que tiene más de dos años en Ciudad Guayana. No solo están en el centro comercial Zulia, donde es su sede, sino también en cada hogar en el que está un libro de los que ellos han obsequiado.

Buscadores de Libros

Mariela Mendoza, su fundadora, es una mujer dinámica, alegre y muy optimista, que a través de su organización busca promulgar el hábito a la lectura. Mendoza le relató a NTA, que el proyecto dio inicio en el colegio de su hija, al cual ella iba a hacer actividades.

“Posteriormente, me encontré con unas personas que hace cosas similares a las que me gustan como el intercambio de libros, la contacte y a partir de ahí nos reunimos para unir fuerzas y promulgar el hábito de leer”, destacó.

Relató que en principio se buscaba reunir a las personas que les gustara la lectura para comentar, mencionar autores, echar cuentos en torno a ellos. Pero en esas primeras reuniones las personas empezaron a preguntar si recibían donaciones y así empezaron a llegar las cajas de donativos y empezaron hacer el bazar de libros.

“Uno de los primeros fue en el CCC Alta Vista I, empezamos hablarle a la gente de la iniciativa y regalar libros, porque además de lectores buscamos que se formen mejores ciudadanos”, agregó Mendoza.

Contacto con la gente

“Cuando uno le regala un libro a una persona tiene la oportunidad de conversar, conocer sus gustos, preguntar si lee y su experiencia y poco a poco tener ideas y pensar en que podemos hacer e ir aportando cada vez más en torno a los libros”, relató Mendoza.

Una de las funciones de loa Buscadores de Libros es recolectar textos con las personas que tienen libros en sus casas ya leídos y que no necesitan, “hemos hecho infinidad de campañas para animar a las personas donar, y tal ha sido el éxito que si vas a nuestros espacios en el CC Zulia no hay una pared, ni un anaquel para colocar libros, no paramos de recibir”.

Mientras que su objetivo es siempre dar de leer. “Es lo que hacemos en cada una de nuestras actividades, cuando realizamos un taller de oratoria. Por ejemplo, cada uno de los niños usa algunos de los libros que están en nuestros espacios para hacer su exposición, y nosotros al final les regalamos un libro”.

Actividades diversas

Unas de las actividades que tienen llevan por nombre Genial Mente, “les regalamos libros de ciencias, te podrás imaginar la variedad de libros que tenemos que nos permite dar libros de acuerdo a la temática que se esté haciendo. Lo mismo pasa con manualidades, actividades navideñas, y con cada una de las cosas que hacemos el libro es el protagonista. Acercándonos el libro a las comunidades”.

“Nuestra misión primordial es que todo lo recabado llegue a las mejores manos, las manos que lo necesitan, todos tenemos distintas necesidades, solo varían de un lugar a otro. Nosotros tratamos que a cada uno de esos sectores de nuestra ciudad y de los diversos intereses llegue un libro que le va hacer bien, le va a ser útil, que lo va a beneficiar y darles experiencias de vida”.

Actualmente, Buscadores de Libros, llega a su sexta edición del Concurso de poesía el cual es válido a nivel nacional.

Otro de los hijos del proyecto nació en 2019. Un plan piloto con 14 niños de Cambalache en Puerto Ordaz. La idea era apórtales experiencias y la ayuda solidaria posible para acompañarlos en su proceso educativo.

“Era por un año, pero al terminar el lapso con ese grupo nos dimos cuenta de que si lo dejábamos así el trabajo se iba a perder; necesitábamos más tiempo con ese grupo para seguir aportándoles y que realmente evolucionara para que se convirtieran en agentes de cambio en su comunidad para que de lo aprendido con nosotros pudieran multiplicarlo en su sector”, sumó Mendoza.

El programa consiste en brindar acompañamiento educativo, paralelo a su proceso escolar, con cursos de oratoria, manualidades, actividades deportivas y un sinfín de elementos que permitan crecer.

Minibiblioteca

Este proyecto inició de la mano de Buscadores de Libros en la sala de una ama de casa en el sector de Cambalache en Puerto Ordaz, para que los niños del sector tengan la posibilidad de investigar y hacer sus tareas.

“Esto nos ha permitido involucrar a otros estudiantes como los del 5to año del Colegio Iberoamericano que la promoción XXVI nos apoyó para terminar de equipar la mini biblioteca. Ha sido una experiencia increíble, afiches, anaqueles, tenemos un mural que nos lo hizo el artista plástico Ronald Ruiz. Nosotros lo llamamos el rincón del saber para que fluyan distintas actividades recreativas y deportivas”, destacó la fundadora de la organización.

También contaron con la participación de dos chefs de la ciudad para elaborar un menú con lo que las personas tienen en su patio “porque casi todas las personas de Cambalache tienen siembra de algo”.

Foto: Cortesía

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver