Bolívar: El Dorado inundado por el crecimiento del río Cuyuní

Los habitantes de El Dorado, municipio Sifontes, estado Bolívar, ya cumplen cinco días de inundación, debido a la crecida del río Cuyuní.

La situación afecta a más del 90 % de las familias y las personas perjudicadas se encuentran habitando en los alrededores del río. 

Ahora es noticia: Maduro: Nosotros vamos a seguir insistiendo en sentarnos con todos los miembros de la oposición

Por su parte, Vanessa Reichlin, una de las habitantes afectadas indicó que el río siempre sube a caudales muy altos. “Siempre sube el río, este año es extremo, hace casi 10 años que subió un poco más. Pero recién es que comienzan las lluvias y no creo que esto pueda bajar”, dijo.

Reichlin está a punto de quedar damnificada, ya que el agua está dentro de su casa y su campamento turístico que es su negocio, se encuentra totalmente inundado. 

“Las calles se convirtieron en una extensión del río Cuyuní y los habitantes se deben movilizar en sus botes” afirmó.

Asimismo, los sectores más afectados son: Puerto Principal, Puerto El Chispazo, El Matadero, Manarito, Fe y Alegría, junto con muchos barrios, los cuales tienen a sus alrededores el río.

Por otro lado, cada año el río crece, pero este año es totalmente diferente, por el paso de las aguas se han obstaculizado las construcciones; pues la situación ha hecho que se inunden muchos lugares. Las lluvias no son el problema, es por la situación de la población. Así lo advirtieron las personas consultadas por esta redacción. 

«El problema no es el río Cuyuní es la minería indiscriminada»

“El problema es la minería indiscriminada, cuando usan las mangueras con agua a presión rompen la tierra y esta se sedimenta, esto crea un sobre piso con poca profundidad, por lo que al llover se llena más rápido debido a que su profundidad ha disminuido”. Así lo expresó una de las habitantes consultadas por esta redacción que prefirió no dar su nombre por miedo a represalias.  

Por otro lado, la población de El Dorado en estos últimos años se ha convertido en una explotación demográfica, debido a la crisis económica que está atravesando el país; dada a esta situación han llegado varias personas de todas partes  a vivir en la población.

Asimismo, estas personas que llegan a la población habitan en zonas anegables, los entes gubernamentales, no han tenido la suficiente entereza y no son frontales en cuanto a esta situación.

Preocupación por la cantidad de personas damnificadas 

Tamara Wualdrop, habitante con más de 30 años viviendo en la población de El Dorado, está buscando el apoyo de distintas organizaciones para levantar la voz con la intención de llevar ayudas humanitarias para solventar el problema.

“El río siempre se ha salido de su caudal, pero en este caso lo que preocupa es la cantidad de personas damnificadas, el año pasado tuvimos un río desbordado; pero este año tenemos personas damnificadas», indicó.

Tamara además mencionó que algunas personas se sumergen en las aguas negras para lavar material minero. Considera que esto es preocupante por la cantidad de enfermedades que pueden surgir. 

«Veo esto con preocupación porque puede desencadenar una epidemia, una situación colectiva de enfermedades que van a hacer adicionales a la que conocemos a cada año, como son las plagas, los olores que hay cuando comienza a bajar el río, todo esto trae enfermedades en los niños, de diarrea, vómitos, escabiosis entre otras enfermedades”.

Habitantes de El Dorado exigen y hacen un llamado urgente a las autoridades pertinentes para que solventen la situación antes de que llegue a mayores y pierdan sus comercios y bienes materiales de sus hogares.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver