Motopiruetas: Un deporte lleno de estigma y riesgo

El debate sobre si las motopiruetas pueden ser catalogadas o no como una actividad deportiva ha movido la opinión muchos venezolanos tras el reciente anuncio del presidente de la República, Nicolás Maduro, en el que declaró esta práctica como un deporte nacional.

Motopiruetas: Un nuevo deporte lleno de estigma y riesgo / Foto: cortesía @pedrolocuraccs

Aunque existe un grupo bastante nutrido de personas que ejecutan esta disciplina, también existe un gran estigma por parte de la población venezolana. Los motivos que expresan están ligados a la imprudencia, la inseguridad y la accidentabilidad.

Ahora bien, debemos empezar por definir, qué significan las motoripuetas. Pues no es más que una práctica extrema que consiste en realizar acrobacias sobre una moto, para demostrar el nivel de destreza que tienen los pilotos.

La gente también se pregunta, qué pasó para que el Ejecutivo fijara su atención en esta actividad y la decretara como deporte. Pues vale recordar que esto ocurrió justo en el momento de conmoción social que se generó tras la muerte del adolescente Eleazar Enrique Fuentes Mendoza.

Este joven de 17 años realizaba esta práctica con sus amigos y recibió un disparo de parte de un funcionario de la Policía Nacional Bolivariana el pasado 25 de mayo en el sector Santa Ana de Carapita, en Caracas.

Acercamiento del Ejecutivo nacional

A raíz de su fallecimiento, se generó una protesta entre el gremio de motopiruetas, y luego de varias reuniones, finalmente el Gobierno aceptó que fuese un deporte nacional.

Esto, sin duda alguna, es una disciplina bastante riesgosa que solo debe ser practicada en sitios controlados para evitar accidentes de tránsito.

Según el director de la ONG Ángeles de las Vías y paramédico, Jonathan Quantip, esta práctica ha sido la causa de muchos accidentes graves, mayormente en zonas populares y barriadas caraqueñas.

«Los que hacen las acrobacias mayormente no tienen los elementos de seguridad debidos para estar en una moto. Ni el casco, ni un calzado apropiado», afirmó Quantip.

Agregó que en el caso de los deportes a motor, como el motocross, el enduro, el trial, o disciplinas de velocidad, todas van acompañadas de diversos elementos de seguridad para salvaguardar la vida del conductor.

«Si esto es un deporte, deberían estar tipificados los implementos mínimos de seguridad para que se practique. Además de un lugar especial que no sea la vía pública», comentó.

Normativa legal

Asumiendo la parte legal, hay varios puntos que deben tomarse en cuenta, principalmente entendiendo que realizar motopiruetas en vías públicas es algo que vulnera la ley.

El artículo 169 de la Ley de Tránsito Terrestre prohíbe la realización de maniobras indebidas en la vía pública, y establece varias sanciones y multas.

Del mismo modo, conducir en condiciones que pongan en riesgo la seguridad del tránsito es motivo para la suspensión de la licencia por un tiempo de seis meses. Así lo establece el artículo 179 de la misma ley.

Según las declaraciones de Nicolás Maduro, esta práctica será regulada y cada entidad debe establecer un sitio controlado para la práctica de esta disciplina.

Esto de alguna manera busca evitar que lo sigan haciendo en las principales avenidas y autopistas del país.

Como paramédico, Jonathan Quantip hace énfasis en que es importante que las personas que lo practiquen hagan uso de un casco. Además eviten consumir bebidas alcohólicas a la hora de conducir.

«El alcohol y las motos no hacen buena pareja. Además, no tiene razón de ser que un deporte se practique bajo los efectos del alcohol, aunque lamentablemente esto es lo que siempre vemos», insistió.

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0

También puedes leer