El caso de Morella, una aterradora violación a los derechos de la mujer

El nombre de Morella apareció en la opinión pública para causar conmoción. Fue secuestrada durante 31 años en un apartamento en Maracay, estado Aragua.

El responsable de su sufrimiento fue su pareja, Mathías Enrique Salazar Moure, mejor conocido como el Gordo Mathías. A la víctima la raptó cuando ella tenía 19 años y él 23, según datos reseñados este miércoles por el portal Crónica Uno.

El caso trascendió gracias a Morella, quien encontró unas llaves en el apartamento y logró escapar. Durante su aterrador cautiverio el victimario la violó y le dio fuertes golpizas.

Pero esto no es todo, pues también se reveló que el sujeto mantenía secuestrada a tres víctimas más en otros lugares.

¿Cómo secuestró a Morella?

El 23 de diciembre 1988 el Gordo Mathías le propuso huir a la víctima, debido a que la familia de ella no estaba de acuerdo con la relación sentimental que mantenían.

Cuando se encontraron en el terminal de Valencia (Carabobo) la amenazó y desde ahí comenzó el calvario….

¿Dónde la secuestró?

Todo este caso ocurrió en el conjunto residencial Los Mangos, en Maracay.

Morella se mantenía a oscuras, debido a que el apartamento no tenía sócates.

Las cortinas de la vivienda eran gruesas. Se le tenía prohibido hacer ruido y cuando los vecinos escuchaban algo, el Gordo Mathías decía que era «la señor de limpieza».

La golpeaba mucho, la amenazaba y la traumatizó tanto que ella tenía miedo de levantarse. En dos oportunidades él dejó unas llaves, que no eran las del apartamento, y ella intentó abrir la puerta, pero él al regresar se dio cuenta y las golpizas fueron brutales. Ella ya tenía miedo de hacer cualquier cosa y que él la matara”, contó Óscar Hernández, sobrino de la víctima a Crónica Uno.

Sobre la alimentación, trascendió que lo único que la mujer recibía de comida era arroz, huevos y lentejas.

Hubo una ocasión en la que los vecinos denunciaron violencia en la casa, pero al llegar los funcionarios, Morella, en medio del temor, dijo que todo andaba bien.

Una ruta clara

Al lograr escapar, Morella caminó durante dos horas para lograr llegar al Instituto de la Mujer en Aragua. Esto debido a una charla contra la violencia doméstica que había escuchado por la radio. Un hecho que la marcó y que además la motivó a planear su escape.

Sin embargo, en la institución no le creyeron su versión cuando denunció por primera vez. Hasta que otra trabajadora la escuchó y entendió que realmente no mentía.

Otras tres víctimas

A la lista de mujeres encarceladas se suman otras tres, quienes padecieron los abusos del secuestrador. Por ahora no han trascendido las identidades, debido a que la investigación se encuentra en curso.

Solo se sabe que entre las tres víctimas figura la esposa del Gordo Mathías, quien estuvo en cautiverio durante 32 años en una casa ubicada en el sector Las Mayas. En este hecho habría participado la madre del hombre, quien presuntamente suministró sustancias psicotrópicas a la mujer.

La otra víctima es una mujer a la que raptó hace 23 años, con el uso de un arma de fuego. Durante el cautiverio, la víctima quedó embarazada de una niña, que actualmente tiene 20 años.

La joven, hija de Mathías, acudió al colegio pero porque su padre se encargaba de llevarla y traerla. No podía tener amistades ni salir a la calle.

Mathías vivía con esta mujer y su hija en la torre B del mismo conjunto residencial donde mantenía secuestrada a Morella. Desde el balcón de ese apartamento la vigilaba.

¿Qué pasó con el Gordo Mathías?

El sujeto fue detenido por el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc). El caso está a cargo de la fiscal 25 del estado Aragua, Katherine Botardo. Los familiares de Morella temen que quede impune por corrupción.

Los cargos por los que se le acusa son violencia sexual, esclavitud sexual, inducción al suicidio y violencia psicológica.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver