Un joven merideño desafía la crisis y convierte el diseño en un medio de vida

En el corazón del sur de Mérida se encuentra Canaguá, donde las oportunidades escasean y el futuro parece incierto. En este lugar surge la historia de un joven talentoso y con determinación para brillar con luz propia. Este muchacho, al igual que muchos venezolanos, se enfrenta a una crisis humanitaria compleja con gallardía con el objetivo de salir adelante por el bien de su familia.

Joven en Canaguá, Mérida
Foto: NTA

Thespis Ramírez, de 30 años, contó con emoción a NTA que quiere ser comunicador social, y que a pesar de las múltiples circunstancias que vive, no se ha dejado vencer, ni olvidado de su meta profesional.

Aunque no podido culminar sus estudios debido a la precaria situación económica y a un problema de salud, Thespis no ha perdido la esperanza de retomar la academia y convertirse en la voz ciudadana del pueblo de Canaguá, de Mérida.

Motivado por el amor a su profesión y la necesidad de construir un futuro mejor para sí mismo y para su familia, Thespis ha convertido su pasión en un emprendimiento. Con gran talento y dedicación, ofrece servicios de diseño gráfico, presentaciones, animación y voz en off. Con el objetivo de sobrevivir, primeramente, y de reunir algo de dinero para seguir estudiando.

Poco trabajo, poco progreso

Para Ramírez, al igual que para otros jóvenes habitantes de los pueblos del sur de Mérida, es difícil poder encontrar un empleo digno. Este problema por muchas razones, entre las principales, la crisis económica, mínimo turismo a la región, y, pocos emprendimientos o negocios en la zona.

“Aquí en los pueblos del sur merideño no hay fuentes de empleo para la gran mayoría de jóvenes, salvo los meses de noviembre, diciembre y enero que se da la recolecta de café, donde nos vamos con mucho orgullo al jornal del día», manifiesta Ramírez.

Su espíritu emprendedor no se limita a Canaguá, su pueblo natal. Thespis tiene la ambición de expandir su negocio a las parroquias del municipio Arzobispo Chacón, llevando su talento y su mensaje de esperanza a más rincones del estado Mérida.

La historia de Thespis es un recordatorio de que el amor y la pasión pueden florecer incluso en las circunstancias más difíciles. Su ejemplo nos inspira a nunca rendirse ante los obstáculos y a perseguir nuestros sueños con determinación y perseverancia.

Foto: NTA

Este joven emprendedor espera tener mayor posibilidad en su experiencia por la cual estudió. “Sabemos que la situación económica es fuerte y que ha debilitado instituciones, empresas, organismos y demás, pero no desmayo para lograr el propósito”.

Ramírez seguirá ofreciendo su emprendimiento no solo en Canaguá. También en las parroquias del municipio Arzobispo Chacón del estado Mérida para así cumplir con sus propósitos y sus necesidades.

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

0
0

También puedes leer