Mérida, un estado turístico que agudiza en medio de la crisis venezolana

Mérida es una las principales ciudades turísticas del país, que entre montañas, nieve y lugares emblemáticos, se ha convertido por años en la elegida por las familias venezolanas para pasar temporadas agradables.

Sin embargo, este destino se encuentra desolado, y esto se debe no solo a la contingencia por la COVID-19, sino que es una situación que se venía registrando en la región desde hace algunos años ante la escasez de combustible; así como el poco poder adquisitivo del venezolano. Además del alto costo de la vida, que ha traído como consecuencia que la industria turística en la región se encuentre totalmente paralizado.

Ahora es noticia: Comunidad en San Diego debe atravesar puente de piedras para trabajar y hacer diligencias

Turismo en Mérida

La zona del páramo era una parada obligatoria para quienes visitaban Mérida; comer los tradicionales pasteles andinos o un calentadito para entrar en calor, mientras se apreciaban los paisajes naturales. Los picos y lagunas parece haber quedado solo en las postales y en bonitos recuerdos.

Yameli Maldonado, encargada del museo Benigno ubicado en las adyacencias de la capilla de piedra, en San Rafael de Mucuchíes, comentó sobre la poca afluencia de turistas que desde hace años aqueja a la zona. “El turismo se ausentó prácticamente en su totalidad del museo, lo cual no solo ha perjudicado las instalaciones, sino también todos los habitantes que pertenecemos a la zona turística y agrícola.”

Personas que dependían de esta actividad quedaron desempleados 

Asimismo, los retos no solo lo enfrentan los turistas que visitan este estado, sino también las personas cuya principal fuente de ingreso económico era a través de esta actividad; siendo el sustento de cientos de familias en el páramo merideño. Cabe destacar, que en medio del declive de las actividades turísticas, los habitantes también se han visto considerablemente afectados.

Esta difícil situación ha tenido como consecuencia el cierre de varios negocios como: artesanías, cafetines, restaurantes.  Muchas personas se han reinventado, tal es el caso de Jesús, propietario de una artesanía y quien tuvo que  convertir su local en molino de trigo. Sin embargo, otros se encuentran desempleados actualmente.

Por último, los pobladores del páramo, exigieron al Gobierno nacional, regional y local, estrategias reales que ayuden a reactivar las actividades turísticas en el páramo; así como se han implementado en otros estados del país

Turismo en Mérida.

 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver