Conoce la historia del joven venezolano que ayudó a redactar un derecho humano

Ricardo Villalobos es un joven venezolano quien se desempeña como docente universitario y coordinador de investigación e incidencia internacional en la organización Aula Abierta. La cual defiende los derechos humanos, la libertad académica, autonomía universitaria y los derechos de las y los universitarios.

Foto: NTA

Inició en la ONG en 2016 con la idea de ayudar a otros en medio de la crisis humanitaria compleja venezolana. Comenta que en medio de los episodios de violencia en Venezuela sintió la necesidad de hacer algo por la sociedad en la que creció. “Sentía que había estudiado tanto y esforzado mucho por conocer bien la ley, ser un buen estudiante, y luego, un buen docente… pero tener conocimientos y no usarlo en algo que no fuese de provecho en el país donde vivía es terrible”, explicó a NTA.

Desde ese momento, comenzó a documentar las vulneraciones de los derechos humanos en el país, con enfoque en la comunidad universitaria. Formando así parte de iniciativas que beneficiaron a cientos de estudiantes, empleados y docentes.

¿Qué es la libertad académica?

Ricardo narra que en el 2017 el director de Aula Abierta, el profesor universitario David Gómez, lo incentivó a investigar sobre libertad académica, que en ese momento era un término inexistente, por lo que significó un reto para él como investigador, y para la organización.

“Era un área que estaba inexplorada y entender lo que era la libertad académica era complicado porque no existían estándares internacionales claros”, expresó el docente. Seguidamente, comenzó a investigar sobre el tema que día a día se iba construyendo entre Aula Abierta y otras organizaciones nacionales e internacionales.

“Era la evolución viva del derecho, no había autores que trabajaran a la Libertad Académica como un derecho humano, solo había referencias como un principio”, indicó. Resaltando que fue su trabajo de grado, el cual realizó para obtener una Maestría en la Universidad de Essex; el que ayudó a formar los Principios Interamericanos sobre Libertad Académica y Autonomía Universitaria.

¿Cómo llegó a ser la Libertad Académica un derecho humano?

Ricardo Villalobo expone a NTA que el convertir a la libertad académica como un DDHH requirió de mucha convicción y trabajo analítico, debido a que se debía justificar el planteamiento desde las áreas jurídicas y filosóficas. El trabajo arrancó desde el planteamiento de crear un DDHH que proteja el conocimiento. Pasando por activismo, creación y redacción con otras organizaciones universitarias y la documentación de las vulneraciones a los DDHH en Venezuela en el marco de las protestas.

Foto: NTA

Con la documentación de incidentes contra los universitarios a nivel nacional e internacional nos dimos cuenta de que hay patrones. Lamentablemente en el espacio donde exista pensamiento crítico siempre habrá una amenaza”, dijo.

En este sentido, resalta que este trabajo de activismo y denuncia logró captar la atención de los organismos internacionales. Y, con la participación de Aula Abierta en Audiencias ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), se evidenció la necesidad de proteger al conocimiento como un derecho.

CIDH

En 2019 la CIDH abrió una convocatoria para iniciar a elaborar unos principios interamericanos sobre Libertad Académica, en donde participó Ricardo y otros miembros de Aula Abierta. Fue en este proyecto con la comisión internacional en donde su trabajo de grado tuvo un protagonismo fundamental.

“El tema que decidí investigar para poder graduarme fue determinar si la Libertad Académica es un derecho humano. Esa tesis fue tutorada por el relator de las Naciones Unidas para la libertad de pensamiento, Ahmed Shaheed. Quien le ayudó a justificar los elementos claves para lograr que la libertad académica se convirtiera en un DDHH. Llegué a la conclusión que sí es un DDHH, protegido por el contenido normativo de otros derechos, como la libertad de expresión, derecho a la educación, entre otros”, comenta el docente.

Resaltó que su tesis y los principios se fueron desarrollando en paralelo. Por lo que dio paso a utilizar aportes significativos a lo que desde el 2021 es considerado como un nuevo derecho humano. “Tuve la oportunidad de participar en el proceso de redacción de los principios que luego la CIDH aprobó”, finalizó.

Ricardo, así como muchos académicos, resalta que los venezolanos son personas que buscan la libertad, progreso y el conocimiento, siendo él parte fundamental del desarrollo de la humanidad.

Síguenos
Suscríbete a nuestro
grupo de whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2
0

También puedes leer