Fundación «Me Diste de Comer» brinda apoyo durante la cuarentena


En la Fundación Me Diste de Comer, ubicada en el estado Bolívar, municipio Caroní, el trabajo no ha parado. Siguen de pie para los más necesitados.

Se cambió el sistema de atención a comensales, pero se sigue prestando ayuda a aproximadamente 800 personas, dijo su director, Carlos Corinaldesi.

Ahora es noticia: Guaidó exigió que «el usurpador acepte la oferta» de EEUU

«Cerramos los comedores, hacemos la entrega de los platos a través de la puerta para evitar reunir mucha gente. Ellos se reúnen en la calle a la espera. Es difícil evitar el contacto y mantener la distancia», indicó.

Reparten más de 150 tapabocas diarios

Sin embargo, desde la Fundación han repartido tapabocas a las personas y ellos también atienden con guantes y mascarillas.

«Hemos repartido más de 150 tapabocas caseros, todo el que viene aquí a buscar un plato de comida debe tener su mascarilla», expresó Corinaldesi.

«Les pedimos a ellos que lleven sus utensilios y a las mamás también les pedimos que no lleven a los niños y nosotros les mandamos las comidas. Tratamos de hacerlo lo más rápido posible», declaró Carlos.

Adultos y niños son beneficiados en esta emergencia humanitaria

En esta situación de contingencia y necesidad la fundación ha expresado su preocupación por las personas que no tienen para comer todos los días, debido al aislamiento social.


«Esta situación me pone mal porque si antes atendíamos a 400 personas diarias, ahora atendemos 800, hay mucha necesidad».

La fundación alberga la voluntad y dedicación de personas que todos los días buscan un lugar a donde ir y un plato de comida diario.

«La idea es ayudar a quienes no tienen con qué alimentarse. A niños, adultos e indigentes se les regala a diario el almuerzo. Además las madres son las encargadas de cocinar y limpiar», comentó Carlos, Director General de la fundación.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver