Lucha por la despenalización del aborto: Panorama venezolano sobre este tema

Este 28 de septiembre se conmemora el Día de la Lucha por la Despenalización y Legalización del aborto en América Latina y el Caribe. Una consigna que defienden muchos movimientos feministas como parte de la promoción y defensa de los derechos de las mujeres.

Sobre este tema, Magdymar León, coordinadora de la ONG defensora de los derechos de las mujeres AVESA, aseguró que las restricciones legales entorno al aborto, constituyen una vulneración de los derechos de las mujeres «porque se les impone una maternidad forzada que afecta su dignidad como persona».

Ahora es noticia: Día Mundial de la Salud Sexual: Una celebración con el fin de concienciar a las personas

«Es decir, se deja de lado su proyecto de vida, condiciones de salud física y mental y no se considera los medios de vida que esta tenga para avanzar con la crianza de un hijo o hija. Se vulnera el derecho a tomar decisiones que pertenecen al ámbito privado», aseveró.

Derechos de la mujer versus derechos del feto

Señaló que, en los debates generados entorno a la regulación de la despenalización del aborto, uno de los principales aspectos que generan tensión es la disputa entre los derechos de la mujer y del no nacido (feto).

«En algunos casos el límite viene dado por las semanas de gestación. Prevalece el derecho de la mujer a decidir hasta un número específico de semanas de gestación. Generalmente 12 y 14 semanas. Luego de ese período prevalecen los derechos del no nacido», dijo.

Por su parte, Karol Moreno del movimiento Mérida Feminista, mencionó que, con base a estudios realizados desde la ONG, han podido observar que las posturas religiosas, inciden en la promoción de esta acción. Por esta razón, recordó que «las leyes deben ser laicas y lo más amplias posibles para garantizar los derechos de todas las personas».

«Lo que nosotras promovemos es la libertad de escoger y para eso es necesario una modificación de la ley», manifestó Moreno.

¿Cuál es el marco legal del aborto en Venezuela?

León explicó que las leyes venezolanas no permiten el aborto bajo escenarios que representan además, vulneraciones a los derechos humanos de las mujeres, como es el caso del abuso sexual o incesto. Razón por la que aseguró que «la despenalización del aborto es una deuda que tiene el Estado venezolano con este género».

«En Venezuela tenemos uno de los marcos jurídicos más restrictivos de la región. En el cual, solo está permitido el aborto en caso de que la vida de la parturienta corra peligro. Esto significa que está penalizado en los casos en que el embarazo sea producto de violación sexual, incesto, malformación congénita incompatible con la vida, estado de máxima necesidad, entre otras causales que ya han sido aprobadas en otros países. Partiendo del reconocimiento de que obligar a una mujer a continuar con un embarazo en estas condiciones, constituye una vulneración de sus derechos humanos», enfatizó León.

El riesgo de muerte

En este sentido, recalcó que la restricción de este acto, no representa que esto deje de ocurrir de forma clandestina, aumentando los índices de muertes.

«Ya se sabe que la penalización del aborto no disminuye su ocurrencia. Por el contrario, lo que sí pasa es que las mujeres recurren a abortos inseguros con lo que se generan graves consecuencias para su salud. Incluso, se generan muertes a asociadas a esto. Por tales motivos, AVESA está a favor de que se flexibilice la norma que penaliza el aborto. Que las mujeres tengan acceso a abortos seguros y que se desarrolle toda un política pública que garantice los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres», expresó.

Sobre esto Moreno resaltó que, por el mismo marco de ilegalidad, el aborto en Venezuela se realiza bajo métodos arcaicos que aumenta el índice de muertes de las mujeres. A diferencia de otros países en que estas técnicas tienen niveles mínimos de riesgos.

«En la mayoría de los países en donde el aborto es legal, se hace bajo condiciones que implican riesgos mínimos. Mientras que en Venezuela se siguen usando métodos como tomar brebajes o introducir ganchos en la vagina de la mujer. Esto por supuesto pone en riesgo la vida y la salud, pero también el derecho a acceder a métodos seguros y sobre sus vidas», dijo Moreno.

¿Cuáles son las exigencias para Venezuela?

León comentó que, «dependiendo del país las demandas son distintas, así como las estrategias». Sin embargo, destacó que en el caso venezolano «las demandas están centradas en modificar el Código Penal para flexibilizar la norma que penaliza el aborto. Además, se han desarrollado iniciativas para modificar el marco constitucional que permita expresamente despenalizar y legalizar el aborto en el país».

A pesar de ello, aseguró que «existe un grave problema vinculado a la fragilidad de las instituciones del Estado para dar respuestas a las demandas sobre el aborto.

«Ante instituciones facturadas, sin legitimidad para hacer cambios normativos (entiéndase TSJ, AN y ANC) es complejo apostar a cambios jurídicos en este momento. Lo que sí podemos hacer es tomar conciencia de todo lo que está detrás del tema del aborto. Además de la necesidad de hacer cambios una vez tengamos un contexto institucional efectivo», dijo León.

Ausencia de políticas públicas en Venezuela

Mientras, Moreno resaltó que, más que una legalización del aborto, los movimientos feministas exigen una despenalización, es decir, que las mujeres no tengan que ir presas por esta causa. Esto tomando en consideración que en muchos casos, esta decisión es motivada por un abuso sexual.

«Imaginemos el caso de una niña que haya sido violada y que intente abortar por sus propios medios. Y además, cuando asista a un centro de salud, tenga que ser penalizada. Eso es inhumano y violatorio de sus derechos», consideró.

Además, enfatizó el contexto de Emergencia Humanitaria Compleja que vive Venezuela en el que los métodos anticonceptivos están escasos y no existen políticas públicas gubernamentales de planificación familiar.

«Que el Estado asuma esa tarea de generar políticas públicas para garantizar los derechos sexuales y reproductivos de las mujeres y la despenalización en todas las causales, es lo que pedimos», dijo Moreno.

Ambas representantes coincidieron en que en Venezuela queda mucha tarea por hacer en materia de concienciación y sensibilización para la despenalización del aborto.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver