La abstención no es una opción para el gobernador de Mérida Ramón Guevara

Ante algunas declaraciones que aseguran que la tarjeta de Acción Democrática se mantiene en la palestra gracias a la participación en un “simulacro fraudulento electoral” de algunos militantes, la secretaria general de Comité Ejecutivo Seccional Mérida, Elsa Gámez, ratificó que el hecho de ser un símbolo conculcado a los militantes, es producto de una jugada fraudulenta de un sistema totalitario que rechaza disidencia de pensamiento y acción.

Referencial / Cortesía
La Abstención no es una opción para Ramón Guevara / Foto referencial – Cortesía

Gámez puntualizó que el actual gobernador de Mérida nunca ha tomado a la abstención como una opción democrática, y rechazó las declaraciones que pretenden hacer ver que se apartó del sentimiento libre de los militantes blancos al llamar a no participar con conciencia en un proceso electoral pasado.

Símbolo usurpado

La dirigente blanca puntualizó que “no es cierto que gracias a los votos se recuperó la tarjeta, la tarjeta la obtuvieron antes de las elecciones del 6 de diciembre, todos sabemos que es una tarjeta usurpada producto de negociaciones oscuras que pretendieron adueñarse de AD, para construir y simular la participación de una supuesta oposición hecha a su gusto y medida.”

Aseguró que esta fue una pretensión fracasada “puesto que AD no es un edificio, ni un color ni los símbolos. AD es una doctrina, es su militancia, es un sentimiento arraigado en el pueblo venezolano”.

“Maduro necesitaba urgentemente dar la apariencia de demócrata, para lo cual construyó su propia oposición que le resultara cómoda y fuera inocua, pero el pueblo no es tonto y por mucho que quisieron vender esa fantasía, los venezolanos no se tragaron el cuento de lobos disfrazados de ovejas”, afirmó Gámez.

Finalmente la secretaria general de AD en Mérida, recordó que “jamás Alberto Carnevalli hubiera siquiera llegado a pensar coludirse con Pérez Jiménez tan solo para que le permitiera dirigir un partido bajo la «legalidad» que otorgan las dictaduras, supuestas legalidades que carecen de la legitimidad que solo puede otorgar el pueblo, las bases, la militancia, aquello solo es un cascarón vacío carente de todo contenido y sustancia, pero en sintonía con las apetencias del régimen el cual, solo le interesa los símbolos, las apariencias, eso compraron y solo eso obtuvieron, un cascarón vacío flotando en los pantanos de la historia del oprobio y la traición.”

Referencial / Cortesía
Secretaria General de Comité Ejecutivo Seccional Mérida, Elsa Gámez

Nota de prensa

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver