Incrementó el índice de maltrato a los niños en Venezuela

El pasado 30 de junio en el municipio Guanta, estado Anzoátegui, en el sector aeropuerto del barrio Colombia, se conoció el caso de maltrato y posterior infanticidio. Un niño de cuatro años murió en manos de su madrasta, por causa de una fuerte golpiza que le causó un desprendimiento de sus órganos y una hemorragia interna.

Se supo que el infante lloraba por comida y esto causó molestia en la mujer. Se comprobó que la misma lo maltrataba constantemente, agrediéndolo físicamente. El padre del niño tenía conocimiento de tal situación, sin interceder ante las agresiones. Como este caso, hay muchos en todo el territorio nacional.

Ahora es noticia: Violencia contra la mujer continúa en aumento durante cuarentena en Bolívar

Maltrato

La OMS define la violencia como: “el uso deliberado de la fuerza física o el poder. Ya sea en grado de amenaza o efectivo, contra uno mismo, otra persona o un grupo o comunidad. Que cause o tenga muchas probabilidades de causar lesiones, muerte, daños psicológicos, trastornos del desarrollo o privaciones”.

De igual forma, esta organización utiliza para el maltrato de niños la siguiente definición: “el abuso o maltrato de menores abarca toda forma de maltrato físico y/o emocional, abuso sexual, abandono o trato negligente, explotación comercial o de otro tipo, de la que resulte un daño real o potencial para la salud, la supervivencia, el desarrollo o la dignidad del niño”.

En entrevista para Todos Ahora, la abogada Arelys Ayala quien es coordinadora del Foro Penal capítulo Anzoátegui, ofreció detalles sobre este delito y las causas del aumento de los casos en Venezuela.

La cuarentena extendida como principal factor

Para Ayala, la llamada “cuarentena voluntaria” establecida desde el 16 de marzo 2020, la cual aún se ha extendido, se ha convertido en la causa principal del aumento de la violencia intrafamiliar. El cambio radical en la dinámica diaria de las familias, aunado a todo el tema de poder cubrir las necesidades básicas, genera el caos.

“Las agresiones parten de padres a hijos, de éstos hacia los padres, del padre hacia la madre o viceversa. También, se incluyen a los abuelos o los familiares que debido a la diáspora han quedado a cargo de los niños y adolescentes. Y así, cometen  los maltratos físicos, psicológicos, verbales, morales. Es una situación compleja de manejar sin las herramientas psicológicas adecuadas”, argumentó la abogada.

¿Venezolanos empobrecidos y más violentos?

La realidad social que atraviesa Venezuela, en comparación con otros países, es muy compleja. El grado de empobrecimiento, no por la pérdida de la capacidad adquisitiva en los hogares sino también por el desmejoramiento en el ámbito de los servicios públicos, las condiciones del hábitat, los logros educativos, la seguridad alimentaria en los hogares y la seguridad ciudadana, entre otros aspectos son algunos de los ejemplos.

En momentos de crisis, las poblaciones vulnerables como niños, niñas y adolescentes se hacen más sensibles a ser víctimas de violencia familiar en la cual, las figuras parentales son los principales agresores. “Vemos a mamá y papá siendo agresores mucho más que antes. Llegamos a ver el aumento de casos de explotación sexual, donde los propios padres exponen a sus hijos para obtener alimentos”, expresó.

Otro aspecto importante es la falta de confianza en las instituciones venezolanas que deben velar por los derechos de las personas, lo que hace que no exista confianza en los organismos públicos.

Vulnerabilidad en zonas populares

Por el hecho del factor económico, la pobreza que se vive en esos sectores, la imposibilidad de cubrir la alimentación saca “lo más primitivo de las personas” debido a que la situación hace que las personas estén con  niveles altos de ansiedad. Esto hace que terminen drenando de una manera que pudiera calificarse como barbárica. Cuando consideran que el niño toma una conducta inadecuada.

Esta realidad es más frecuente de lo que podemos imaginar. Justamente la naturaleza de este tipo de delitos se caracteriza porque los integrantes de una familia no quieren hablar de estas acciones que se presentan a puertas cerradas. Al punto que en muchos casos son los propios padres o familiares que llegan a prostituir a los niños para obtener beneficios económicos.

One response to “Incrementó el índice de maltrato a los niños en Venezuela

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver