Iglesias venezolanas como centros de aislamiento: ¿qué dicen las autoridades religiosas?

Nicolás Maduro instó a la iglesia venezolana a prestar sus instalaciones para atender la crisis generada por la COVID-19. La declaración fue efectuada a través de una transmisión por el canal VTV, en la tarde del domingo 26 de julio.

“Ojalá prestaran sus instalaciones, algunos de estos prelados que critican al padre Numa, prestaran las instalaciones de sus iglesias, de sus conventos, para ingresar personas con coronavirus para su tratamiento. Ojalá prestaran sus instalaciones para ingresar gente que viene del extranjero, connacionales, para darle trato cristiano, solidaridad, para darle el pan al que lo necesite”, comentó Maduro.

Ahora es noticia: UDO en Bolívar fue nuevamente víctima de la delincuencia

A fin de conocer si la iglesia venezolana estaría dispuesta a aceptar esta solicitud del régimen, Todos Ahora conversó vía telefónica con dos representantes del sector.

Iglesia venezolana estaría en disposición de colaborar

El presidente de la Comisión Episcopal de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Venezolana, Roberto Lückert León, señaló que a pesar de las limitaciones la iglesia estaría en la disposición de colaborar de contar con el apoyo de las autoridades. “Ya no tenemos hospitales, salvo en Maracaibo el Hogar Clínica San Rafael. Antes los hospitales los manejábamos nosotros, las religiosas se encontraban allí y los mantenían. En estos momentos ya no tenemos nada de eso”, comentó Lückert León.

El también arzobispo de Coro apuntó a una posible colaboración entre ambos sectores, debido a que alguna parroquia podría prestar sus locales o centros de reuniones para recibir a retornados o pacientes, pero esto siempre que se cuente con ayuda gubernamental.  “¿De dónde sacamos médicos y enfermeras para atender a esos enfermos? Tiene que ser parte del gobierno. La iglesia está dispuesta, si tenemos un salón desocupado donde podemos albergar a 40 enfermos, yo no creo que haya ninguna objeción de la iglesia para que esos salones se ocupen”.  

Sin embargo, recalcó que esto no debe ser “un acto obligante por parte del gobierno de tomar a la fuerza esos locales, porque no son de ellos”.

Ahora es noticia: SVPP: “la mayoría de los médicos están atendiendo sin medidas de protección”

La iglesia puede ayudar, pero primero que se usen los cuarteles

Por su parte, el monseñor Ovidio Pérez señaló que uno de los errores de la administración de Nicolás Maduro fue no acercarse a la iglesia para conocer las iniciativas que pudieran ayudar en el tratamiento de la pandemia.

Pérez indicó que no le extrañó que no se consultó debidamente a las academias, a las universidades, a las asociaciones de médicos y enfermeras y también a las iglesias, sobre cómo tratar esta problemática de la cuarentena y qué iniciativas se pueden sugerir.

Por ello indicó que sería conveniente que el gobierno antes de dictar ciertas medidas que implican asociaciones tuviera un diálogo con ellas, sin llegar a proceder de forma autoritaria. También increpó a que primero se dirijan a los cuárteles o las academias militares. “Es fácil plantearle las exigencias primero a las instituciones civiles, en vez de tomar sus propias instituciones para estas iniciativas. Es fácil echarle la responsabilidad a otro”, puntualizó el presbítero.  

La viveza criolla de los venezolanos inconscientes provocó un aumento en los casos de coronavirus

A propósito de las declaraciones del sacerdote jesuita Numa Molina, sobre la responsabilidad de los venezolanos que han regresado al país en el aumento de los casos de covid-19, Lückert Leon fue tajante en diferir de Molina. Pero si comentó que la viveza criolla de algunos venezolanos ha afectado a las regiones.

“Lo que está pasando con los retornados de Colombia es producto de la viveza criolla, ellos tienen que pasar por donde tienen que pasar y no lo hicieron. Allí en la frontera hay tanto de parte de Colombia como de parte de Venezuela, un equipo de salud para atender a los que vienen por allí, los examinan para ver si tienen el virus, si no lo tienen pasan, y si lo tienen los ponen en cuarentena”.  

De acuerdo con Lückert León al ingresar por las trochas, llegaron muchos casos de personas contaminadas a San Cristóbal y Maracaibo. Aclaró que no “porque fueron contaminados allá en Colombia. No es como dijo Maduro que esos que pasaban eran contaminados con Colombia para echarle broma a Venezuela. Eso no es verdad”.

Señaló que mucha culpa viene de estos venezolanos inconscientes por no pasar por los controles fronterizos de Colombia y Venezuela para detectar si tenían el virus.

Te puede interesar: La Gran Colombia: más cerca a la utopía que a la factibilidad

Diálogo primero

Si en algo coincidieron ambos representantes consultados por Todos Ahora fue en la necesidad de establecer un diálogo entre el Ejecutivo y el sector religioso. “No se niega la participación de la Iglesia en el tratamiento de la crisis nacional por la pandemia, pero primero tienen que haber un diálogo”, comentó Pérez.  

Asimismo, ambos representantes evadieron responder de forma explícita si las instalaciones eclesiásticas cuentan con los servicios públicos necesarios para sobrellevar la pandemia y cumplir con las medidas sanitarias.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Volver