HCUAMP, el hospital del silencio en el estado Lara

Culmina un nuevo año, emergen nuevas variantes del virus que confinó al mundo entero desde 2020, la salud cae a un nivel mínimo en Venezuela y el Hospital Central Antonio María Pineda (HCUAMP) no escapa de ello; mientras tanto, el silencio se adueña del principal centro de salud pública en la entidad larense desde 1954.

Durante los últimos meses, médicos, pacientes y personal obrero han sido víctimas de atropellos en el área de la salud. La falta de atención, dotación de insumos, la carente infraestructura y los sueldos insuficientes; mantuvieron en huelga a los profesionales de la salud. Sin embargo, en los últimos días las voces se silenciaron por temor a ser despedidos o incluso, detenidos.

Fachada del HCUAMP

Ahora es noticia: Un vistazo al ámbito legal y psicológico de la adopción en Venezuela 

Deterioro de la infraestructura y negligencia, afecta la atención de los pacientes

En un recorrido de NTA por los alrededores de este recinto hospitalario, se constató que las instalaciones están en precarias condiciones y se conoció la opinión de algunos familiares de pacientes, que se encontraban a la espera en el área de emergencia.

La ciudadana Ana Mejías, quien viajó de Guanare con su familiar para que diera a luz en el HCUAMP, comentó que, el sitio no está en condiciones óptimas ni para el paciente ni para sus familiares.

“Llevo tres días aquí y no tengo ni donde dormir, tuve que comprar todos los insumos. La atención médica es muy buena, pero la de los vigilantes no” precisó.

Zona de espera

De acuerdo con la Organización Movimiento Vinotinto, en dicho lugar han ocurrido decesos por negligencia médica. Tal es el caso de Angélica Palacios una joven que falleció el pasado 11 de septiembre por una cesárea y aún mantienen el expediente abierto.

Inoperatividad de equipos y ausencia de servicios

En el informe anual del Sindicato Único de Trabajadores del Instituto Venezolano del Seguro Social (SUTIVSS), expusieron que en el estado Lara, la salud pública tiene inoperativas el 92% de las ambulancias, el 85% de los laboratorios y el 75% de las salas de rayos X.

Al menos 56% del personal ha abandonado su puesto de trabajo, 70% de los cuartos de descanso están en condiciones inhumanas y el 50% de los techos tiene filtraciones por falta de mantenimiento. Además, el 80% del personal no ha sido dotado con insumos de bioseguridad y existe un 70% de déficit de medicamentos. Es importante mencionar, que las problemáticas abarcan todas las especialidades del área de la salud, más allá de una emergencia.

Los afectados exigen soluciones, las autoridades silencio. Pero, se espera que en el 2022 exista un espacio lúcido para la población en general, debido a que el ejecutivo regional en las últimas semanas ha dado a conocer las mejoras que están realizando en el interior del HCUAMP.

Cabe destacar que, durante la realización de este trabajo, el equipo de NTA intentó en varias oportunidades obtener declaraciones de voceros oficiales. Sin embargo, no se obtuvo respuesta.

Para conocer las noticias del momento síguenos en nuestra cuenta en Twitter @nta_vzla, Instagram, Facebook y nuestros grupos de WhatsApp. 

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver