Gremio de docentes en Mérida: No hay garantías ni condiciones para reinicio del año escolar

El Ministerio del Poder Popular para la Educación del régimen de Nicolás Maduro, anunció que el próximo 16 de septiembre se dará inicio en el país al nuevo periodo escolar 2020-2021 en modalidad virtual ante la pandemia por la COVID-19. Ante esto, el gremio de docentes en el estado Mérida se pronunció para dar a conocer sus exigencias.

Pues, dar y recibir clases virtuales en el país no es la opción más viable, debido a que no todos los hogares venezolanos cuentan con las condiciones mínimas necesarias. Por ejemplo el acceso a internet, recursos tecnológicos como teléfonos inteligentes, computadoras y, en el peor de los casos, fallas en el servicio eléctrico. Esto último, sucede en el estado Mérida, en el que los ciudadanos pasan más de ocho horas diarias sin electricidad.

Ahora es noticia: Laidy Gómez: “No vamos a oxigenar bajo ninguna circunstancia las estrategias de Maduro”

Ante estas y otras realidades, Todos Ahora conversó con el profesor Máximo Briceño, presidente del Sindicato de Trabajadores de la Educación del estado Mérida SINDITEM. Dicho sindicato está afiliado a la Federación Nacional de Trabajadores de la Educación de Venezuela FENATEV.

Expresó la situación del gremio docente del estado Mérida y por qué no están de acuerdo con este llamado a clases.

¿Cuál es la situación actual de los docentes en el estado Mérida?

El sistema educativo por excelencia, tiene unas variables o elementos que indudablemente son el fundamento de lo que es el proceso de enseñanza-aprendizaje.

El primer elemento es la situación del docente; quien es el actor principal a la hora de plantear un modelo educativo. Y si el docente venezolano, el docente merideño no cuenta con un salario digno, no tiene seguridad social apropiada, está sin zapatos, sin camisa, sin vestido, no tiene lo más elemental para que él y su grupo familiar pueda sobrevivir, entonces tenemos un docente que no tiene las condiciones apropiadas para asistir al encuentro educativo.

Briceño se pregunta: ¿Será que el gobierno está interesado en ver al maestro con los zapatos rotos, sin ropa o con la barriga pegada al espinazo? como vulgarmente dice el pueblo. Esta es una situación bastante gris, porque el docente está siendo aplastado en lo que debe ser un salario medianamente que le permita alimentarse y cubrir sus necesidades.

Principales dificultades que tienen los docentes para dar clases virtuales

El docente no tiene un teléfono inteligente con el cual pueda conectarse a distancia con sus estudiantes y menos, tiene una dotación que el ministerio de educación por obligación o la gobernación del estado tenían que haberle entregado, para garantizar la educación a distancia.

¿En qué estado se encuentran las instituciones educativas?

Segundo elemento, las instituciones educativas se encuentran en el piso. Estas no cuentan con lo más elemental como es; la dotación de equipos, antenas, señales que permitan también decir que desde las escuelas podemos crear cerebros. Esa consideración tecnológica y esa dotación que deberían tener las instituciones educativas no existe.

Condición actual de los niños, niñas y adolescentes

Un tercer elemento fundamental son los niños niñas y adolescentes. Las condiciones en que están en este momento los niños de los sectores humildes, no son las más apropiadas y tenemos que admitir que si se abren las escuelas nuevamente tendrían que tener al menos la alimentación escolar.  

A eso le agregamos la pandemia y el gobierno nacional, estadal o las propias alcaldías deberán garantizarles a los niños que asisten a las aulas de clases sus respectivos tapabocas, alcohol y guantes para prevenir la contaminación por coronavirus.

Está es Una situación gris y tenemos que decirle al ministro que en esas condiciones ni a distancia, ni presencial los docentes estamos dispuestos a asistir al encuentro educativo.

Los docentes en Mérida no ganamos ni para comer

Si queremos mostrar la costura del sistema educativo, tenemos que decir que «los docentes no ganamos ni para comer».  

Es por ello, que con este llamado a clase de esa forma, es una gran irresponsabilidad. Lo que podemos apreciar es que al gobierno lo que le interesa es desescolarizar en vez de escolarizar, porque al enviarnos a las casas para tratar desde allí para a hacer una educación a distancia cuando no poseemos las más elementales condiciones, es prácticamente como sepultar el sistema educativo.

Llamado a los padres y representantes

Yo invito a los padres y representantes a apoyar a los maestros, ya que dar los objetivos desde las casas es irresponsable. Además, resaltar el papel que tiene que cubrir el estado venezolano en garantizar el derecho al estudio.

Por eso, un llamado a clase en este momento necesita de un análisis responsable y de cuáles son las condiciones para atender tanto al maestro, a los niños, niñas y adolescentes y al propio personal directivo. Así como al personal administrativo y obrero quienes tampoco se encuentran en las mejores condiciones.

Comparte con nosotros tu opinión ¡Déjala aquí abajo!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver